Inicio
Domingo 11 de diciembre de 2016
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 11 Dic 2016:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 11 de diciembre de 2016, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

Wak´a Katari, reducto de resistencia cultural

•  Por: Boris Bernal Mansilla


En la tercera curva de la autopista que une la ciudad de El Alto con la ciudad de La Paz desde más de una década se observó el incremento de personas que cada noche de martes y viernes, encienden velas y rinden culto a las deidades de las tres dimensiones de la existencia en la cosmovisión andina; Alax Pacha, Aka Pacha y el Manqa Pacha. En especial se rinde culto al "Tío" (deidad de las minas que habita el Manqa Pacha). Los devotos de este lugar asisten para "ch´allarle" con enorme fe y devoción, como los mineros le "ch´allan" al Tío en los socavones.

La leyenda urbana, transmitida por tradición oral, narra que: "Al construirse la autopista entre La Paz y El Alto, algunos trabajadores, que abrían la carretera a fuerza de pico y pala, fueron testigos de algunas apariciones del Tío o Supay, quien, a modo de advertencia y defensa propia, se les puso en frente de quienes invadían su territorio sin ofrecerle disculpas anticipadas. Así fue como en una ocasión, el Tío convertido en serpiente de dos cabezas, se le apareció a uno de ellos, justo allí donde los barrenos y combos, al ritmo de bum-bum-bum, herían la roca negra, que antes era frecuentada por los "yatiris" y brujos para realizar sus rituales ancestrales. En otra ocasión, bajo un cielo roto por los relámpagos y el aguacero, descendió desde la punta de la empinada colina, de ladera lodosa y resbaladiza por el agua, un sapo negro, rechoncho y gigante, que saltó por delante de uno de los trabajadores, cruzó la carreta y se perdió al otro lado del bosque sin dejar rastro alguno", así nos cuenta Adriana Ramírez presidenta de la Asociación de Amautas, Yatiris y Guías Espirituales Wak´a Katari.

Pobladores del lugar mencionan que esos terrenos son de propiedad del Supay, el mismo que, como todo soberano de las Maqapacha (subsuelo), estaba escondido en las inmediaciones de la tercera curva, la más cerrada y peligrosa de la carretera, donde los conductores bajan la velocidad por temor a perder la vida. De modo que los trabajadores, al terminar la construcción de la autopista, prometieron levantarle un altar y rendirle culto a manera de ofrecerle disculpas por haberse "entrometido" en sus predios, sin previo aviso ni consideración. Pero también para pedirles favores a tiempo de ofrendarle alcohol, cigarrillos, serpentinas y mixturas, con la creencia de que el tío no es una simple roca, sino el guardián de la zona.

Ahora, fueron varios los intentos del Estado (Alcaldía, Ministerios, Policía, etc.) por eliminar este sitio, so pretexto que en el lugar se realizan ritos satánicos y sacrificios, sin existir hasta la fecha un proceso de investigación serio. Es así que en una oportunidad maquinaria pesada del municipio de La Paz destruyó el altar, Lo increíble es que, a pesar de la destrucción, los devotos no han dejado de visitar el lugar y hacerle ofrendas, acompañadas de coca, cigarrillos, serpentina, mixtura, azúcar, flores, botellas de alcohol, latas de cervezas.

En los últimos meses, debido a las obras de ampliación de la autopista, este santuario fue trasladado al frente de su antiguo centro, en el carril de subida de la ruta. Un ritual andino marcó el traslado del Tío de la Curva de la autopista a su nuevo altar sobre la misma vía que une las ciudades de La Paz y El Alto.

La Wak´a Katari (Santuario de la Serpiente) es como se denomina al nuevo altar que ahora fue edificado por los propios amautas del lugar, quienes realizan varios rituales, como por ejemplo, para la salud, dinero, trabajo y limpias para las maldiciones, así también se pudo observar en los últimos meses presencia de grupos de música autóctonos, que vistan este lugar.

Como nos menciona Ludovic Bertonio es su diccionario de la lengua aymara se denomina Wak´a a todas las sacralidades fundamentales, santuarios, ídolos, templos, tumbas, momias y lugares sagrados que las personas rinden culto.

La estrecha relación entre el Ser humano andino y las wak´as puede atestiguarse por la gran cantidad que hay dispersas a lo largo del territorio del Tahuantinsuyo, las mismas que, en algunos casos, aún en la actualidad son objeto de veneración, como centro religioso las wak´as son también famosas por ser el lugar en el que se depositaban ofrendas. Por esta razón fueron víctimas de saqueo durante los primeros años de la invasión española a América (siglo XVI), tanto por su fama de contener tesoros, como por ser el centro de la religiosidad local en las provincias que conformaron el Tahuantinsuyo.

A tal punto era la importancia de las Waka´s en la Cosmogonía inca que el movimiento de resistencia contra la invasión española se generó como una "Rebelión de las Waka´s", como el nombre de Taki Onqoy.

Ahora bien, en Bolivia con la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado en febrero de 2009 la religiosidad y espiritualidad andina toma otro caris, es así que se establece: "Artículo 1. Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrador del país.

Artículo 4. El Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión.

Artículo 30. I. Es nación y pueblo indígena originario campesino toda la colectividad humana que comparta identidad cultural, idioma, tradición histórica, instituciones, territorialidad y cosmovisión, cuya existencia es anterior a la invasión colonial española.

II. En el marco de la unidad del Estado y de acuerdo con esta Constitución las naciones y pueblos indígena originario campesinos gozan de los siguientes derechos:

1. A existir libremente.

2. A su identidad cultural, creencia religiosa, espiritualidades, prácticas y costumbres, y a su propia cosmovisión.

7. A la protección de sus lugares sagrados.

9. A que sus saberes y conocimientos tradicionales, su medicina tradicional, sus idiomas, sus rituales y sus símbolos y vestimentas sean valorados, respetados y promocionados.

III. El Estado garantiza, respeta y protege los derechos de las naciones y pueblos indígena originario campesinos consagrados en esta Constitución y la ley.

Si bien la forma de Estado boliviano ahora reconoce a los pueblos indígenas originarios campesinos su identidad cultural, creencia religiosa, espiritualidades, prácticas y costumbres. Persiste la Resistencia Cultural del Taki Onqoy y las Waka´s, constituyéndose ahora la Wak´a Katari en reducto de Resistencia Cultural.

Es así la Wak´a Katari que une a El Alto y La Paz, al campo y la ciudad a pobres y ricos, donde todos caminan hacia el reencuentro con nuestros ancestros, nuestra espiritualidad identidad y cultura.


Encienden velas y rinden culto al Tío de la autopista El Alto-La Paz /Página Siete

Pobladores del lugar mencionan que esos terrenos son de propiedad del Supay /larazon.com

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Wak´a Katari, reducto de resistencia cultural

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 3 de 8

Hazte fan de La Patria
      Hay 128 invitados en línea