Inicio
Viernes 30 de noviembre de 2018
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 30 Nov 2018:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Viernes, 30 de noviembre de 2018
Agencias, medios. PM., Perspectiva Minera
Idioma:
Tamaño:

Se necesita una política minera para la atracción de inversiones

•  La mayor producción minera corresponde al sector privado

Faltan garantías e incentivos para atracción de inversiones


El distrito de Colquiri sigue generando utilidades

En los últimos años no hay ningún registro de un nuevo emprendimiento minero que valga la pena para entrar en el círculo productivo de alto rendimiento y que al mismo tiempo genere fuentes de empleo seguro y beneficios colaterales para el Estado y por la vía de impuestos y regalías para las regiones.

Desmarcando en la apreciación de minería "regular" como la identifican los expertos, los casos específicos de megaproyectos del litio en el salar de Uyuni y seguramente desde la próxima gestión, la puesta en marcha de extracción de hierro en el Mutún y su futura transformación siderúrgica, simple y llanamente no hay proyectos mineros que se conviertan en apoyo a opciones de desarrollo de las regiones mineras, fuera de Potosí por supuesto, donde tampoco hay nuevos proyectos, aunque los más importantes del sector mediano privado se encuentran en ese distrito que acapara el mayor porcentaje de las regalías mineras del país.

LA HISTORIA SE REPITE

Desde varias gestiones retrospectivamente tomadas en cuenta, se rescata una serie de anuncios "rimbombantes" sobre inversiones del Estado para movilizar la actividad minera y resulta que si bien se han dispuesto algunos soportes de apoyo para distritos con problemas, el caso de Huanuni, el más patético, funcionaron los fideicomisos que ciertamente evitaron el colapso de esa empresa y que han sido cancelados en parte, aunque se sigue arrastrando el peso de una planilla "social" de "supernumerarios.

Huanuni confronta otro grave problema y es que la costosa inversión de más de 50 millones de dólares para poner en marcha un nuevo ingenio, Lucianita, el mismo no arranca pese a más de tres años de inutilidad de un proyecto que lamentablemente careció de eficiente dirección técnica y adecuada supervisión, al punto de haberse obviado el suministro permanente de agua para el ingenio, increíblemente nadie aparece como responsable de un hecho que si se suman perjuicios por la inutilidad del proyecto representa una millonaria pérdida para la empresa y el Estado.

Otro tanto sucedió y todavía sigue con la fundición de Karachipampa, el elefante blanco que no se estabiliza para "caminar con firmeza". La historia también se repite, el proyecto original es muy antiguo y debe ser adecuado al tiempo actual, pero ese hecho no es simple, pues se trata principalmente de fuerte inversión a la que se suma el interés y voluntad de técnicos y trabajadores…pero todavía no se engancha la llave productiva de Karachipampa.

En varias "rendiciones de cuentas" de las autoridades del Ministerio de Minería o de la Comibol, se mencionan montos millonarios de inversión en minería, el hecho es que no se observan resultados y la minería sigue su curso sin que se incrementen proyectos que cambien el sombrío panorama de una minería estancada y languideciente.

Se menciona muchas cifras y en los hechos siguen siendo ridículos los presupuestos que se asignan a los importantes planes de prospección y exploración minera, la base para encarar la explotación positiva de nuevos yacimientos, que significará miles de empleos y de ingresos económicos para el Estado y las regiones. Mientras la minería se maneje sólo en cifras, su reactivación es mera teoría como lo apuntan los expertos.

LA LEY Y SU REGLAMENTO

Increíblemente, desde mayo del 2014, cuando se promulgó en Oruro, la Ley 535 de Minería y Metalurgia, transcurren cuatro años y medio y todo ese tiempo ninguna autoridad del sector asumió la responsabilidad de elaborar, proponer y consensuar el reglamento de la Ley, además de complementarla con un apéndice especial conteniendo el detalle impositivo minero y de regalías, en los porcentajes que sean accesibles al sector y en todo caso, signifiquen atractivos para los inversionistas y en ningún caso se conviertan en una "rampla" para lanzarlos con las manos atadas al mar de la incertidumbre por definición en la aplicación de cargas impositivas. Es bueno que se tomen en cuenta ejemplos tributarios que rigen en países vecinos, donde el movimiento de inversiones externas es impresionante.

La Ley 535 de minería, tiene artículos interesantes, como también carece de algunas instructivas que deberán ser parte del reglamento, que al presente sigue siendo la rémora de todo un proceso, como el de reactivación minera que mantiene estática toda una línea de producción y beneficio colectivo, solo por falta de iniciativas claras y concretas y definiciones profesionales de alto nivel, como lo que ocurre en la Comibol, que no puede ser reestructurada en mucho tiempo.

INICIATIVAS Y DECISIONES

Varios ex ejecutivos del área de minería, llámese ministerio o Comibol y sus respectivos directorios, instancias para divagar sobre la suerte de la minería, lamentablemente no tienen propuestas concretas para cambiar el modelo pasivo y lesivo al interés nacional, por falta de iniciativas profesionales que sean el resultado de un nuevo trabajo que sacuda la burocracia de Comibol y la convierta en un ente de planificación, producción y desarrollo de proyectos mineros, además pensando en la perspectiva de una mediata industrialización de todos nuestros concentrados mineros.

La "gran idea" es esa, fundir en casa nuestros concentrados, añadirles valor agregado para mejorar su calidad y precio internacional, pero además, la idea es que esa materia prima metálica, signifique el despegue de la diversificación industrial del país, multiplicando los empleos, fabricando una gama de productos y artefactos que seguimos importando y abriendo una verdadera competencia al comercio externo con un movimiento práctico de nuestra

cadena productiva, tan mentada y tan disminuida por la falta de políticas agresivas, que hagan posible devolver a la minería su rol de producción primaria y su avance de diversificación industrial, algo que hasta ahora, es retórica de quienes hablan mucho de minería y no se atreven a desarrollarla.

Es urgente que desde el Ministerio de Minería se disponga con urgencia la conformación - si no la hay - de una comisión conformada por especialistas y delegados del sector, para conformar una comisión de alto nivel, que trabaje en tiempo perentorio en la elaboración del reglamento de la Ley 535 y además defina con personeros del Ministerio de Finanzas, la escala tributaria minera y su sistema de regalías, que en todo caso se aplicarán absolutamente a todos los sectores que explotan los recursos mineros del país en todas sus formas y costumbres. Solo así podrá disponerse de una renovada política de reactivación minera nacional.


Eventualmente Karachipampa produce lingotes de plomo y plata

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Se necesita una política minera para la atracción de inversiones

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
  Perspectiva Minera - Pág 1 de 4
Hazte fan de La Patria
      Hay 222 invitados en línea