Inicio
Lunes 5 de marzo de 2018
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 5 Mar 2018:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Lunes, 5 de marzo de 2018
La Paz, 4 (ANF), Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

Se deteriora la salud del único preso del caso Apolo


Juan Bascopé Cari en su celda de San Pedro /ERBOL
La salud de Juan Bascopé Cari, procesado por el caso Apolo, se deteriora más cada día que pasa. Tras ser detenido en julio de 2014 fue torturado durante tres días continuos por policías y militares para que se incrimine en la muerte de los cuatro funcionarios de la Fuerza de Tarea Conjunta, unidad que ingresó a la comunidad Miraflores de Apolo para erradicar coca en octubre de 2013.

Desde entonces Bascopé, de 46 años, se encuentra detenido más de tres años y medio en el penal de San Pedro de La Paz, con una salud que desmejora y con un juicio en el que el último acto se realizó el 14 de septiembre de 2015.

Los investigadores de la Policía le dejaron tres costillas fracturadas, ambos hombros dislocados, el tórax lesionado, las manos con los nervios destrozados. La jueza Dina Larrea de la ciudad de El Alto que ofició su audiencia cautelar lo envió a la cárcel en julio de 2014 y dejó su caso en el olvido. Su expediente nunca entró al sistema informático del Ministerio Público, según verificó Página Siete. Los fiscales que al inicio se encargaron de la investigación y que también fueron testigos de las torturas, según la denuncia que realizó, fueron removidos.

Nunca recibió atención médica oportuna y especializada para tratar sus afecciones causadas por los uniformados. Al llegar a San Pedro el médico Harold Reyes le negó atención y durante nueve meses no fue revisado. Las pocas veces que consiguió salida médica, gracias al esfuerzo de su familia, fue tratado con prejuicio y sin interés por el personal médico del Hospital de Clínicas por su condición de privado de libertad. "Me decían, ´no tienes nada, si estás mal es seguro porque te drogas´", contó Bascopé.

"Yo estoy totalmente mal de salud, desde el 2014 hasta la fecha, me estoy deteriorando más cada día", dice Bascopé que ocupa una celda sin ventilación y con olor a moho en San Pedro.

Tampoco puede acceder al medicamento que necesita. El médico de turno del penal muy pocas veces le brinda el fármaco básico para calmar en algo el constante dolor que padece y que es consecuencia de la tortura que recibió.

Exige al Gobierno que asuma su tratamiento médico por ser el responsable, ya que fueron funcionarios del Estado quienes lo dejaron en esa condición lamentable.

Por el caso de tortura que sigue al Estado y que avanza lentamente por falta de colaboración de las instituciones policiales y militares, lo visitaron un traumatólogo y una trabajadora social del Servicio Departamental de Salud (Sedes) y confirmaron las facturas en su cuerpo. "Me dijeron que estaba cicatrizando (las lesiones), que están creciendo callos y que ya no se puede operar, me confirmaron de la hernia, de la columna y de las costillas, los hombros, los omoplatos", contó con preocupación.

Hace un año Bascopé todavía caminaba con cierta vitalidad, pero ahora por su columna, que también está afectada, casi no se puede mover, mucho menos alzar peso. "Los flotadores (Costillas flotantes situadas en la parte más baja de la caja torácica) no dejan moverme, el ombligo desde 2014 me empezó a doler por la inflamación, hasta el momento me arde, tampoco puedo mover mis piernas, hay como un peso y me arde al medio de la rodilla. Me preocupa mi estado de salud, durante tantos años que estoy sufriendo este dolor crónico", expresó.

Dijo que antes de su detención era un hombre sano, dedicado a su familia, apicultor de profesión, con casi un centenar de panales de abeja en Apolo que se fueron perdiendo por el abandono y por robos. Ahora, indicó que por su estado de salud ya no puede trabajar y junto a su familia quedó totalmente empobrecido.

"Mis hombros están dislocados, entonces eso no me deja alzar, mi brazo tiembla cuando trato de alzar un poco de peso, no tengo fuerza en mis muñecas, no me dejan hacer trabajo, nada, no puedo", lamentó.

Cuando fue aprehendido, policías pusieron entre sus dedos de ambas manos varillas de fierro, luego apretaron sus dedos y removieron las varillas. Los nervios de sus manos quedaron destrozados, sin fuerza para agarrar y sostener un mínimo peso para alguien que se ganaba la vida como artesano de la miel.

El traumatólogo que lo visitó le recomendó hacer terapia durante seis meses para mejorar su salud en algo. Recomendación que le arranca una sonrisa irónica ya que pese a tener orden del juez en al menos tres ocasiones no pudo salir a la atención médica de emergencia por no existir custodio, "peor será para hacer terapia. Pero cómo voy a hacer (lo que me piden), si no me dejan salir", reprochó.

Muchos de los trámites que realizó su familia para que él pueda salir a recibir atención médica quedaron truncos. Si la salud en general en el país es precaria, esta situación se agrava seriamente para los privados de libertad. Al inició cuando llegó al penal, el médico de entonces Harold Reyes le negó atención pese a su estado de gravedad. Tuvo que pasar nueve meses para que lo vea un médico.

Luego continuó el calvario porque las salidas del penal para atención especializada están llenas de burocracia. Al menos demora dos semanas para que el juez autorice la salida siempre y cuando se lo encuentre, esto es posible si hay custodio policial disponible para que lo lleve, sino simplemente no sale. A esto se suma que debe tener dinero para cubrir todos los gastos del traslado, sino nadie lo lleva.

Una vez en el hospital, si hay receta, debe asumir todo el costo, el Estado no cubre ni una pastilla.

Según datos de Régimen Penitenciario, al menos 50 internos mueren al año en las cárceles por temas de salud. Las enfermedades respiratorias, estomacales y de la piel son las más comunes.

La última vez que Juan Bascopé pudo salir a consulta médica especializada fue el 16 de junio de 2017. La solicitó a pedido de la traumatóloga porque debía hacerse un laboratorio para la cirugía de sus hombros dislocados. Desde entonces pasaron nueves meses y ya no pudo regresar para entregar los resultados y hacerse la operación. Esta situación solo agrava cada vez más su salud porque sus hombros se quedarán como están y sin ninguna esperanza de recuperarse.

Pese a ello, Juan Bascopé estudia Derecho y Computación en San Pedro, pero este año duda si continuará porque su capacidad física y mental para hacerlo ha disminuido. "Siento el dolor día a día, es preocupante mi estado de salud". Su tórax siempre está fajado porque siente que su cuerpo "quiere desarmarse", le duele la cabeza y su presión arterial ha subido. Su malestar es constante.

Juan Bascopé quiere sanar y continuar sus planes con su familia. Su deseo es ayudar a que sus hijos sean profesionales. Exige un juicio justo, se declara inocente y asegura que se encontraba a cientos de metros del lugar donde ocurrió el enfrentamiento. Es el único detenido en el caso Apolo de los 25 inicialmente procesados. No pudo seguir su caso por falta de dinero y ahora no puede continuar con el tratamiento médico por el mismo motivo. No puede cubrir el costo de sus recetas, los medicamentos van de 50 a 100 bolivianos la unidad. Su familia también empobreció, ya no lo puede ayudar, y él quiere evitar ser un cadáver más, como los 35 que vio sacar de San Pedro durante su estancia ahí, de más de tres años y medio.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Se deteriora la salud del único preso del caso Apolo

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2018 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 6 de 8
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 281 invitados en línea