Inicio
Lunes 5 de septiembre de 2011
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 5 Sep 2011:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Lunes, 5 de septiembre de 2011, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

Reactívese el ferrocarril hacia Antofagasta, y la vindicta nacional

•  Por: Henry Ríos Alborta

No ha pasado mucho tiempo desde que el Gobierno "plurinacional" –o ambiguo− lanzara al mundo sus pretensiones reivindicacionistas, según decían, respecto del Mar. Analizando el problema desde una perspectiva clara y no ya prejuiciosa, a la fecha, tal pretensión, se ha desvanecido. "Lo que da importancia a una teoría es su necesidad para la vida", decía, no sin razón, Spengler. En efecto, lo importante, lo valedero, lo único real de una teoría, de una doctrina, de una posición, es su consecuencia con la vida misma. Nietzsche, según Mariátegui, "vaciaba su sangre en sus ideas". La expresión es honda, precisa.

La idea, concebida no como mera abstracción, como puro "pensamiento", que lo puede tener cualquiera; eso no es lo que vale, sino su "necesidad para la vida". El pensamiento, la idea, pues, como "símbolo" de la morfología espiritual del Ser.

Simplemente la cuestión del Pacífico, "se la ha olvidado". Dispersa por varios lados y sin apuntar decididamente a ninguno, la organización del Estado no contribuye a la gran vindicta nacional. Se ha pregonado, se ha gastado peculio, pero de manera harto fútil en la pretendida "reivindicación". No los litigios judiciales internacionales, no los abogados, no la mezquindad intelectual y de manera especial, espiritual, van a devolvernos a la vecindad del mundo. Antes bien, el espíritu nacional, el sentido de la historia. Occidente, y de manera particular, Alemania, ha dado forma a una cultura, a una concepción de universo, por ende, a una política; Oswald Spengler la llama, con motivos precisamente fundados, "alma fáustica", que despunta hacia el siglo X, y halla su representación en la concepción del espacio puro, sin límites; en el arte de la fuga; en la dinámica de Galileo, en la dogmática católico-protestante; en las grandes dinastías de la época barroca, con su política de gabinete, "en el sino del rey Lear y el ideal de la madonna, desde la Beatriz de Dante hasta el final del segundo Fausto". En oposición a ella está el "alma apolínea", correspondiente a la cultura antigua, helena; cuyo símbolo es la estatua del hombre desnudo. Y cita, aún, al "alma mágica", cuyo cuerpo es la cultura árabe, que despierta en la época de Augusto y cuyos símbolos son, para citar algunos, el álgebra, la astrología o la alquimia.

Necesario era el brevísimo bosquejo. Continuemos. Se precisa, digo, crear la cultura nacional, fisonomizarla; patentizar el espíritu que, en cuanto bolivianos, nos corresponda, para llevar a cabo una acción política correcta y efectiva. No hay otra opción.

Cierto que los caminos, la comunicación vial es tema de Estado; pero débese mirar también ese aspecto de la administración pública, en armonía con la filosofía política que se sostenga, y para la aspiración declarada, es prioridad inaplazable reactivar la comunicación vial, férrea, verbigracia, con Antofagasta.

Al finalizar la guerra con Chile de fines del siglo XIX, al iniciar el siglo XX, se elaboró el plan de construir unos ferrocarriles que nos conecten con el Pacífico, entonces, con las demás naciones del mundo. Fue la indemnización por anexarse nuestras riberas, que la República de Chile efectuó. Bolivia no estaba, en su calidad de "vencido" del campo de Marte, y en su situación bastante precaria por lo que respectaba a su erario, en condiciones de rechazar esa "oferta". Apropiémonos, entonces, de esa circunstancia, de esa minucia histórica. Reactívese el ferrocarril hacia Antofagasta, si queremos en serio, ir dando forma a nuestra política, respetable en cuanto historia y en cuanto a quienes en ella han trabajado, de corregir, si es que tenemos la capacidad, la ignominia de América. En lugar de desgastarse las gentes y corroer la institucionalidad nacional en "luchas intestinas", como decía Arguedas en su monumental Historia, con los pobladores del "Tipnis". Volvámonos hacia el Pacífico, hacia Antofagasta ayer boliviana. Entonces se habrá realizado gestión vial en consecuencia a la política nacional.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Reactívese el ferrocarril hacia Antofagasta, y la vindicta nacional

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 3 de 8
Hazte fan de La Patria
      Hay 329 invitados en línea