Inicio
Domingo 4 de noviembre de 2018
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 4 Nov 2018:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 4 de noviembre de 2018, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

Programa "Polio Plus", su implementación y los logros obtenidos por Rotary Club Oruro

•  Entrevista y edición: cr. Óscar M. Valenzuela Salazar (Secretario Directorio Rotary Club Oruro) y cr. Ramiro Villavicencio Niño de Guzmán (Presidente Rotary Club Oruro) - Entrevistado 1: EGD cr. Wilson Sandy Antezana


Programa contra la Polio en la modalidad de "casa en casa"
Para abordar un tema que marcó profunda huella en el quehacer rotario, pues para nadie es desconocido que éste fue uno de los programas que rayó a gran altura, fundamentalmente por el trabajo desplegado por los rotarios, las Damas Rotarias, por los jóvenes de Rotaract e Interact, por los estudiantes del Colegio Alemán inicialmente, y posteriormente por otros colegios, por el Ejército Nacional, el Servicio de Medicina Epidemiológica de la ciudad, Gobierno de la Nación, la prensa local y nacional en su conjunto y otros protagonistas, coadyuvando en su implementación, ejecución, evaluación y felizmente su erradicación.

Sin lugar a duda alguna, el artífice principal fue el compañero rotario (cr.) Klaus Bollweg Steenken, un ciudadano de origen alemán que radicó por muchos años en Oruro; extraordinario hombre, un voluntario ejemplar, un líder y estratega con cualidades innatas, un magnífico rotario que nunca rehuyó al servicio desinteresado y permitió que los rotarios del Distrito 469 (que así se denominaba antes al Distrito 4690 de Rotary Internacional) y particularmente los rotarios de Oruro que se limitaba a la gente de nuestro Club en ese entonces, constituyeron el centro de atracción y admiración del rotarismo mundial.

El año 1985 el Dr. Carlos Canseco, médico de origen mexicano, asumió la Presidencia de Rotary Internacional, su lema era "Descubramos Nuevos Mundos de Servicio". Su conocimiento de Rotary y su amplia experiencia como profesional de la salud, le permitió implementar un programa que causó sensación en el mundo… el programa se denominó "Luchemos Contra la Polio"; posteriormente el programa sufrió variantes y pasó a llamarse Polio luego Polio Plus, porque además de la poliomielitis, también se podía trabajar en el alivio de otros males endémicos que azotaban a la humanidad y en particular a la niñez.

El programa como tal, requería de grandes sumas de dinero, que Rotary Internacional no las tenía, consecuentemente la primera etapa fue dedicada a la recaudación de recursos, R.I. debía recaudar 120 millones de dólares para hacer frente a la polio; el desafío con que comenzó esta recaudación estuvo centrado en los aportes y contribuciones que los clubes hicieron en el pasado. En particular aquellas contribuciones especiales que los rotarios aportaban $us 1.000.-, a la Fundación Rotaria para constituirse en Socios Paul P. Harris.

En ese tiempo nuestro Club que era considerado uno de los más grandes y que gravitaban fuertemente en las actividades del Distrito, tenía 80 socios, de los cuales 48 eran socios Paul P. Harris, consecuentemente, los fideicomisarios de la Fundación Rotaria, hicieron los cálculos tomando como base estos aportes y determinaron que nuestro Rotary Club Oruro debía aportar adicionalmente $us. 12.500.-, para viabilizar la obtención de 120 millones de dólares.

En esa época el Gobernador del Distrito 469 era el cr. Orlando Aramayo Rivera, quien comenzó la implementación del programa, designando al cr. Wilson Sandy Antezana, como Coordinador General en Oruro, y el objetivo era conseguir los $us 12.500.-

Asumimos el reto y comenzamos la tarea y organizamos una demostración deportiva, acrobática y folklórica en el Estadio Departamental, para lo cual se estableció una logística de gran alcance, en la que estamos inmersos todos los que teníamos que ver con nuestra organización y con la cooperación del Ejército, de conjuntos folklóricos, de varias disciplinas deportivas, aeromodelismo, karate, etc. Es decir, todo un acontecimiento, que lamentablemente no rindió los frutos esperados, en realidad el resultado fue un fracaso, tanto así que las Damas rotarias que prepararon sándwiches y otro tipo de bocaditos, no los pudieron vender, por lo tanto, nuestras familias tuvieron que comer durante toda una semana esas ricas preparaciones, caso contrario habríamos sufrido un terrible quebranto. No obstante, el afán no quedo ahí, pues surgieron otras inquietudes, presentaciones teatrales, premieres de películas taquilleras en los cines, presentación de grupos de humor, rifas, etc., labor de recolección que permitió cubrir de a poco la cuota fijada por R.I.

Luego vino la parte operativa del programa Polio Plus y, ésta nos obligaba a buscar formas de trabajo que permitan efectuar vacunaciones masivas. La tarea fue encomendada al cr. Klaus Bollweg Steenken en 1988, inicialmente nos concretamos en estimular a las 107 brigadas y puestos de vacunación, llevándoles golosinas, refrescos y algún tipo de apoyo logístico durante todo el día, concluyendo la tarea a horas 18:00 con resultados positivos.

Entonces, el Ministerio de Salud en los meses siguientes de ese año, modificó el sistema de vacunación mediante puestos fijos establecidos, por el sistema de vacunación "casa por casa". Nuevamente se presentó la oportunidad de cooperar, y con el Departamento de Epidemiologia de Oruro, se acordó ensayar con este sistema en un área marginal, conocida como el área No. 3 Walter Khon, el reto fue aceptado y para el efecto nos entregaron la diagramación planificada que era perfecta para la vacunación por el sistema de puestos fijos, pero inapropiado para una campaña de vacunación casa por casa.

El cr. Klaus ideó una tarjeta de control de niño vacunado y una papeleta de encuesta por cada casa, fueron reorganizadas las brigadas de vacunación, el trabajo logístico y otros detalles importantes, luego, el día 7 de enero de 1989 en reunión crucial se fijó para el día 5 de marzo de 1989, como la Primera Jornada de Vacunación Casa por Casa, que fue organizada y realizada de principio a fin por el Rotary Club Oruro, contando sin embargo con el apoyo del Ejército, la Cruz Roja, el personal de Sanidad y toda la familia rotaria.

La experiencia lograda fue muy gratificante, ese día se comenzó a vacunar a las 08:00 de la mañana y se concluyó a horas 18:00, todos cansados pero satisfechos y felices de haber cumplido un deber con la niñez del Área 3. El logro fue informado a las autoridades Nacionales y como consecuencia recibimos la visita del Dr. Mario Lagrava, Jefe Nacional de Epidemiologia, quien pidió se continuara colaborando principalmente con la organización y apoyo logístico.

Con la experiencia obtenida, la Unidad Sanitaria, pidió a Rotary organizar la vacunación en el Área 6 que comprendía el Barrio Kantuta, que se realizó el 2 de abril de 1989, Para esta ocasión llegaron personeros de Unicef, OMS, OPS, en calidad de observadores, quedando sumamente impresionados ante la eficacia del sistema que empleaba Rotary.

Después de estos sendos éxitos, la Unidad Sanitaria solicitó al Rotary Club de Oruro, hacerse cargo de la vacunación del Área 4 que comprendía el Barrio Tiahuanacu, tarea que se cumplió el 16 de abril de 1989, en esta ocasión se cumplió el cometido con los dos últimos cursos del Colegio Alemán, los grupos de Scouts del mismo colegio, la Cruz Roja y médicos de la Unidad Sanitaria, labor que fue nuevamente un rotundo éxito. Posteriormente, se efectuaron nuevas campañas de vacunación en otros barrios pobres, la tarea se cumplió en tiempo récord, es decir hasta el mes de junio, lo que significó que se vacunaron a todos los niños menores de 3 años de la ciudad de Oruro, y eso es decir mucho, pues estamos hablando de haber aplicado más 350.000 vacunas de polio.

Después de estas satisfacciones se añadieron otras que también aportaron con nuevas estrellas a las ya logradas por nuestro Club, Klaus conocía tanto de vacunación, que había logrado mejorar las formas de control y diseñar formularios y tarjetas mucho más prácticas, las que fueron comprobadas en los hechos en diferentes partes de la ciudad, así como en el área rural, su condición de líder trascendió las fronteras, tanto que los rotarios de las Filipinas lo invitaron para que dictara charlas y los ayudara a organizar vacunaciones masivas, por supuesto que el éxito fue rotundo, la tarea no concluyó, Klaus solicitó el apoyo de otros rotarios para alivianar sus ya recargadas labores, fue en su auxilio el cr. Carlitos Jáuregui, el también aprendió pronto las técnicas de vacunación y su aplicación en la práctica, y posteriormente fue también invitado a Caracas - Venezuela para efectuar tareas similares de enseñanza a los rotarios de ese país. El resultado fue el mismo, éxito total.

El cr. Klaus en un informe parcial de este programa decía: "Que lo relevante de estas experiencias es que, no solamente los rotarios demostraron su capacidad de trabajo, su empeño de servir a la comunidad, su voluntad de erradicar las enfermedades contagiosas que atacan a la niñez, también estas campañas de vacunación de casa por casa, consiguieron unir a la membresía y toda la familia rotaria, en una forma de convivencia hermosa y diferente".

Expresiones que resuenan aún en nuestros oídos y que ciertamente emocionan y nos impulsan a seguir trabajando por quienes nos necesitan, este es uno de los pasajes más vibrantes y contundentes de lo que se puede hacer cuando hay deseo de contribuir y aportar a la comunidad, el ejemplo de Klaus y el trabajo de los rotarios permitió hacer conocer el gran potencial de compromiso que los rotarios tenemos con nuestras comunidades.

A manera de epílogo, debo manifestarles que el agradecimiento de esos miles y miles de niños a quienes llegamos con la vacuna de Polio, si bien es silenciosa y ausente en los tiempos actuales, pero también debemos pensar que de no haber acometido esta labor, las consecuencias habrían sido tantas e insospechadas para los niños y sus familiares, pues la invalidez que causa este mal endémico tiene terribles connotaciones, cuyo costo es incalculable para cualquier presupuesto, de cualquier país y sus organizaciones, juzguen ustedes lo que se evitó con esa magnífica labor emprendida por Rotary Club Oruro.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Programa "Polio Plus", su implementación y los logros obtenidos por Rotary Club Oruro

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 4 de 8

Hazte fan de La Patria
      Hay 299 invitados en línea