Inicio
Domingo 30 de agosto de 2015
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 30 Ago 2015:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 30 de agosto de 2015, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
CINE Y LITERATURA

Oliver Twist…

•  Juan Manuel Fajardo - Abogado, Ensayista, Crítico de Cine


Filme de Frank Lloyd (1922)
Charles Dickens, eminente novelista británico, periodista y editor de diarios, como cronista criticó la grandielocuencia y los métodos espúreos del parlamento inglés, su material periodístico es importante para la comprensión de sus obras, ahí están sus principios personales y las creencias que sustentan ideológicamente sus novelas, extrajo a sus personajes de su experiencia directa en la calle, lo que nos lleva a concluir que en sus trabajos periodísticos se encuentra el germen de sus temas narrativos.

En Dickens se unen el reportero y el editorialista, como reportero en la transcripción directa de la realidad, lo que nos permite objetivar una imagen veraz de los barrios bajos de Londres, y como editorialista, su afán de impulsar y criticar el vicio, la miseria y la explotación en las fábricas de tejidos; su campaña tendió a las reformas sociales en el siglo XIX y hacia una religión más humana, de justicia, de caridad educativa y moralizadora. Charles John Huffan Dickens, nació en un arrabal de Porstmouth el 7 de febrero de 1812; hijo de un empleado del puerto, se crió en un complicado panorama familiar, viviendo una infancia difícil que apresuró la madurez de su espíritu, a los doce años, humillado por la prisión de su padre, sufre y oculta su dolor, soledad y el abandono espiritual en que se encuentra, doce años de tragedia; trabajando en un taller, pasea silencioso y sin amigos las calles y plazas, estudiando los escenarios de su futuro mundo de ficción novelística, de él dijo su padre: "se instruyó a sí mismo en la dura escuela de la vida". De la calle a la escuela y de la escuela a la literatura, su vida está unida intrínsecamente al desarrollo de la novela inglesa; hombre genial pone voz, gesto, alegría y dolor a sus personajes, "Nicolas Nickelby", "David Cooperfield", "Oliver Twist", y también el sentido de la amplitud espiritual que definen su estilo, y que arrojan sobre la vida una luz de esperanza y poesía auténtica. Dickens es el hombre que conoce de primera mano el sufrimiento de los locos, de los niños, de los ancianos, "sed buenos y amaos los unos a los otros, puesto que no hay verdadera alegría fuera de las emociones del corazón". A la par que uno lee sus obras, se emociona y conmueve.

Dickens fustigó la administración de justicia burocrática y el espíritu usurero de la mayoría de la gente, el autoritarismo de los educadores, de aquellos que son los rectores de la sociedad; escribió llevado por un impulso y clarividencia que no han flaqueado en más de ciento setenta años, sus personajes van y vienen respiran por así decir, el aire de nuestros días, cuando vemos en una sociedad como la nuestra niños abandonados, maltratados, asesinados a veces por sus propios padres, mendigos que duermen en plazas y parques.

Los personajes de Dickens no conocen la palidez de la fatiga, son tan apasionantes como en el tiempo en que fueron creados, aman u odian lo mismo que todos los seres que pueblan las calles del planeta Tierra; gracias a su creador escondido en el secreto de su estilo preciso y sencillo, nunca inverosímil ni trivial, enfrentan la hipocresía con la sinceridad, la generosa ternura con el espíritu comercial y posesivo, el triunfo de la bondad, inmerso siempre en el fondo de todas las conciencias, obras que se hacen aplaudir todavía y saltan fácilmente por encima de las barreras del pasado. Las consideraciones secundarias que le ganaron tantos lectores a Dickens, están en los niños y adolescentes ladrones de Fagin, en la monstruosidad del usurero Uriah Heep, en la autoridad opresora de los maestros y bedeles de escuela; toda su doctrina social éxito en el pasado, da en el blanco en el presente; la transformación de los métodos de disciplina y enseñanza se deben mucho a Dickens; también su culto a las navidades, aun impacta su "Canción de navidad", cuento que nunca será melodramático, tampoco algo sentimental o declamatorio, porque pertenece a la categoría del humanismo universal. ¿Vale la pena leer y releer a Dickens?, ¿Cuál el aporte a las generaciones actuales? "La bondad no basta para conferir la inmortalidad a un escritor; pero ella es la que hace de la gloria algo brillante equitativo y verdadero", diría de él Thomas Carlyle. Charles Dickens maestro del naturalismo inglés, murió el 8 de abril de 1870 de un derrame cerebral, y se halla enterrado en la abadía de Westminster.

De la obra de Dickens podemos destacar, aparte de "Los papeles del Club Pickwick", cuatro novelas de importancia permanente y de denuncia social: "Oliver Twist" (1838), "Nicolas Nickelby" (1839), "David Cooperfield" (1849) y "Grandes Ilusiones" (1861), son creaciones que evocan una niñez triste y desamparada, en cuya temática los recuerdos del autor en relación con su propia infancia juegan un papel importante.

"Oliver Twist", es la agobiante historia de un niño nacido en un orfanato, al igual que muchos otros de los niños que allí se cobijan, sufre hambre, vive una situación de miseria extrema y los más espantosos castigos físicos y morales a manos de los administradores, alquilado al dueño de una funeraria, es sometido a brutal explotación laboral; de espíritu rebelde y consciente de que la vida que lleva no es la definitiva, escapa y se interna en los barrios bajos de Londres, donde deambula con otros como él, desamparados del género humano y de la mano de Dios; la solidaridad de los menesterosos y condenados de la tierra, lo ingresa al mundo de la delincuencia, es uno más en la escuela de pilletes del avaro Fagin, vive entre tenebrosos personajes como el asesino Bill Sykes, y el maldito Monks, que tratarán de llevarlo por el camino de la perdición.

"Tiempos difíciles" (1854), retrata el Londres de la Revolución Industrial, capital del desarrollo universal, Dickens es el primer novelista condicionado por el fenómeno del capitalismo empresarial, que narra la problemática del hombre enfrentado a la modernidad, para lo que no se encuentra preparado, en una ciudad como Coketown, metáfora de un mundo deshumanizado; en esta obra se anticipa en más de medio siglo a la filosofía socialista, presintiendo que será un fenómeno de interés mundial.

"Historia en dos ciudades" (1859) es la obra con la que Dickens, dio una nueva estructura a la novela histórica; su argumento se desarrolla durante la revolución francesa, interesante relato en el cual sus excepcionales cualidades literarias se ponen de manifiesto, en un asunto que parece pertenecer al pasado, y que sin embargo no es el pasado el que interesa, sino el carácter de valor permanente, el acto heroico del protagonista que va al cadalso a sacrificar su existencia por la felicidad de otros.

Dickens en el cine…

Frank Lloyd (1886 - 1960) guionista, productor y director de cine, de origen escocés, uno de los fundadores de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, fue el primero que adaptó al cine "Oliver Twist" en 1922, asignándole el rol principal al niño Jackie Coogan, que un año antes se había hecho famoso como "El pibe" junto a Charles Chaplin. Los méritos de ésta residen en que trasmiten una vivencia objetiva y realista de la obra de Dickens, que aun siendo silente, mantiene el interés del espectador, la estructura de la narración no se resiente gracias al tono humano en que está concebida. De Frank Lloyd recordamos, la primera versión de "Motín a bordo" (1935) con Clark Gable y Charles Laugthon.

David Lean (1908-1991) notable director británico, adaptó dos obras de Dickens, "Grandes Ilusiones" en 1946 y en 1948 "Oliver Twist", ambas en blanco y negro, ésta última es también un clásico del género, con John Howard Davis como Oliver y Alec Guinness como Fagin, tierna y emocionante, con un profundo contenido moral; realizado con talento, el filme se ambienta en lugares donde pudo haber pasado la trama de la novela, los suburbios de Londres, el Soho, los hospicios y conventillos con su constante y lúgubre ajetreo; a la veracidad del ambiente habrá que agregarle el grupo de actores infantiles que impresiona por su extraordinario temperamento. Lean no se detiene en la anécdota, trata de llegar a la raíz del problema, con una obra escrita en el siglo XIX, reflexiona sobre algo aún no superado, los niños abandonados; es una muestra excepcional, un impresionante documento de la vida, una lección de humanidad; en mi opinión una de las mejores adaptaciones que no pierde vigencia.

David Lean pertenece a esa pléyade de directores que nos dejaron películas inolvidables, como "El puente sobre el río Kwai" (1957), "Lawrence de Arabia" (1962), "Dr. Zhivago" (1965) y "Pasaje a la India" (1984). En 1988 Tony Bill realizó "Oliver Twist" para la productora Disney, y en 2005 Roman Polansky también hizo una particular adaptación.

En junio pasado murió a los 91 años, el actor británico Ron Moody que en 1968 saltó a la fama con su interpretación de Fagin, en el filme "OLIVER" musical, dirigido por Carol Reed; ganador de cinco Oscar, entre ellos el de mejor película, mejor dirección y banda sonora, con Oliver Reed en el rol del maldito Bill Sykes y los dos pilletes Mark Lester es Oliver Twist y Jack Wild Digger, el gran truhan; es otra adaptación memorable de la célebre novela.



CONTRAPUNTO



MALTRATO INFANTIL

Los problemas fundamentales humanos no varían con el correr del tiempo, la educación y salud por ejemplo, también la justicia y el trato cruel e inhumano a los niños; de igual modo algunos libros excepcionales, trátese de filosofía, historia, poesía o ciencia que abordan problemas humanos, dirigidos al hombre común, no pierden actualidad, no pasan de moda con el surgimiento de nuevas corrientes del pensamiento, no son vestigios del pasado, actúan más bien como poderosas fuerzas civilizadoras; probablemente hoy no ocupen los primeros lugares de ventas, pero es posible leerlos una y otra vez, en diferentes niveles de comprensión y con total libertad de interpretar su contenido, son más instructivos, son originales en sus ideas, algunos han colocado los cimientos del pensamiento humano, no reconocen fronteras regionales, son amigos del espíritu en todas sus manifestaciones, claro ejemplo son las obras de Charles Dickens, que han influido en el pensamiento de su época y en las posteriores.

Se ha escrito que en cuanto a hondura y sutileza, una novela de Dickens equivale a una catedral gótica, y que el mismo, es un personaje escapado de alguna de sus obras. Dickens nunca olvidó los horrores de su miserable niñez y juventud; aun cuando llegó a ser una celebridad literaria internacional, luchó siempre con desesperación hasta su muerte, contra los abusos a los menesterosos en las barriadas de Londres, en las fábricas y prisiones de Victoria reina de Inglaterra y contra las injusticias de la sociedad.

El panorama angustiante de las casas para niños abandonados en los atrios de las iglesias, la miseria, el hambre, la desesperación, la desolación de no saberse querido, el ignorar quiénes son sus padres, que retrata con tanta crudeza Dickens en Oliver Twist, se parece mucho al de nuestros días.

El maltrato del cual han sido y son víctimas niños y niñas a lo largo del tiempo, no es un problema nuevo para la sociedad; padres, madres y tutores han utilizado y utilizan diferentes formas como modalidades de enseñanza o correctivos, y es motivo de estudio en nuestra sociedad, cuando del espacio privado como es la familia, pasa al ámbito público y de conocimiento social; es un problema que nos incumbe a todos. Esa forma de poder, de posesión de los menores como objetos y no como seres humanos, hoy sigue vigente.

A través de la historia el maltrato infantil parece una constante que no tiende a desaparecer, los periódicos de crónica roja reportan casos espeluznantes que ninguna autoridad se atreve a realizar seguimiento alguno, sino hasta la puerta del cementerio; los huérfanos, abandonados en plazas y parques de los que trató Luis Buñuel allá por 1950 en "Los olvidados", filme muy discutido, hoy siguen y suman. En la Edad Media, el niño o niña no tenía espacio o un lugar reconocido en la estructura social; sin conciencia de las particularidades del crecimiento y desarrollo, estos fueron tratados como mercancías hasta el Concilio de 1179, que prohibió su venta; en los siglos XVI y XVII se implementa la llamada "institucionalización", como alternativa de solución a la orfandad y abandono infantil; en el siglo XIX se conceptualiza el síndrome del niño maltratado; en 1989 la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño condenan el maltrato infantil; en nuestro país, cada que aparece un niño brutalmente maltratado, lisiado o muerto gana un espacio en los periódicos y la televisión, y nada más.

El Defensor del Pueblo en declaración a la Red Erbol, el pasado 8 de agosto ha señalado que en Bolivia, el porcentaje de malos tratos y agresión sexual a niños y adolescentes es del 23%; afirmó que la justicia no marcha bien "hay normas que adolecen de reglamentación", "no existen planes que enfrenten desde el Estado, combinando con los ministerios de justicia, educación y salud", "a la hora de aplicar las medidas, las normas son insuficientes". Según datos oficiales en Bolivia el 80% de niñas, niños y adolescentes sufren algún tipo de maltrato en su entorno familiar. Es tan repetitivo el tema, que no parece que se estuviere generando para su resolución, una respuesta adecuada por la sociedad y las autoridades; hay espacios de reflexión teórica que sin embargo, no siempre coinciden con la adopción de medidas políticas públicas.


Fagin y los niños de la calle

Digger y Oliver

Cartel del filme de 1948

Charles Dickens (1812 - 1870)

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Oliver Twist…

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 6 de 8
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 315 invitados en línea