Inicio
Sábado 17 de marzo de 2018
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Sábado, 17 de marzo de 2018, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

Odiar es destruirse

•  Raúl Copa Gonzales

La población, en su mayoría, tiene valores negativos, destructivos, intolerantes, no tomamos conciencia sobre la importancia de la vida humana, constantemente seguimos insultándonos, peleándonos entre hermanos, pueblos, vecinos, naciones, entre sectas religiosas, generalmente es por el problema material, económico, la gente cuanto más tiene más quiere, somos demasiado ambiciosos, cuando alguien nos obstruye el camino, tratamos de eliminarlo, hacerlo desaparecer, tratar de hacerle daño, recién estamos satisfechos, ese es el valor moral negativo que tenemos la gente resentida.

Cuando las personas asumen la función de autoridades, tienen jerarquía administrativa, política, desprecian al contrincante, porque no está al agrado, le persiguen, para tratar de maltratarla moralmente, descalificarla, disminuir su dignidad, buscando falsos argumentos, para destruir al vecino o al hermano, antes hermanos, ahora enemigos, como si el cargo durara eternamente. El egocentrismo hace aparecer como insustituibles, irremplazables, son los únicos, salvadores de la Patria, porque si alguien se pone en su camino, manifiestan que están equivocados, existe excesivo sectarismo, no aceptan opiniones diferentes, si hablan lo contrario, tratan de perjudicarla, amenazándoles su libertad de opinión.

Estos valores negativos, se va fomentando en la educación, escuela, a través del currículo, de aprendizaje, se enseña el comportamiento individualista, arribista, destruyendo el compañerismo, la solidaridad, solo unos cuantos debemos aprender, el resto no interesa, se estimula el egoísmo, odio, revanchismo, a ser envidiosos, cuando alguien está triunfando con sacrificio, son buenos para cavarle el piso, el mejorcito trata de hundir a su prójimo, ahí empiezan los valores negativos de carácter moral, espiritual, cultural, cuando llegan a ser adultos lo hacen con mayor intensidad, con violencia. El individualista quiere que le vayan adulen, alaben, hasta chocar con el techo y caerse, para no levantarse más.

A nombre de la democracia se van cometiendo atropellos en los derechos humanos, coartando la libertad de expresión, excluyendo la tolerancia. Con la actitud violenta de odio y revanchismo, se está desnudando la miseria espiritual de las personas. Con la brutalidad política pueden llevarnos al racismo, fascismo, donde impere el autoritarismo. Nace el caudillismo antidemocrático, el colonialismo, centralismo, la persona individualista vanagloriada, es el principio y el fin, de la sociedad. El odio es producto de las diferentes frustraciones, resentimientos, de épocas pasadas, ya sea en lo económico, social, cultural y político.

Tenemos gente genocida, suicida, constantemente existen amenazas de atentados criminales, asesinatos, en la civilización moderna está aumentado la violencia social, no existe seguridad ciudadana, el asesino anda junto con nosotros, es la expresión del odio mental, tenemos una emoción mental destructiva.

El odio está arraigado en la sociedad, quiere afectar a la vida pacífica, se organiza mucha gente para matar a otro grupo humano, pero cargado de odio y resentimiento. El que actúa con autoritarismo, arrogancia, tiene una energía de odio, miedo, venganza, trata de humillar a sus semejantes, y cuando se encuentra en un cargo jerárquico, ni el saludo escucha.

El odio está cargado en el cerebro de las personas genocidas que han tenido fuertes frustraciones, fracasos, represión física y psicológica de sus padres. Cuando una persona odia a su semejante, se está destruyendo a sí mismo, esa forma de venganza cae al mismo resentido social, acortando su existencia. La ira, el odio dañan la salud de la persona, provocando mayor violencia psicológica, biológica de la gente. El odio arrastra a la sociedad a una contienda bélica, sacrificando a la vida de los soldados, de mucha gente, aumentando guerras, innecesarias. El odio es amenaza de destruir la vida, persecución, exilio, cárcel, aumentando mayor violencia en la población.

Para disminuir estas actitudes negativas, es importante trabajar en la comunicación, conversación, en la solución de los problemas, efectuar un análisis profundo y reflexivo, de los acontecimientos que se van produciendo. Practicar diálogo sincero, honesto, en forma fraternal, solidaria entre hermanos, vecinos, autoridades con el pueblo, inculcar valores espirituales, morales, culturales, para convivir en armonía y alegría.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Odiar es destruirse

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2018 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 4 de 1
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 156 invitados en línea