Inicio
Jueves 6 de mayo de 2010
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 6 May 2010:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Jueves, 6 de mayo de 2010
LA PATRIA, Ecológico Kiswara
Idioma:
Tamaño:

Manejo de la basura en localidades medianas y pequeñas


La acumulación de la basura genera un problema de salud entre la población
Debido a la insuficiente atención prestada hasta la fecha a la cuestión de los residuos sólidos en localidades medianas y pequeñas, principalmente desde la perspectiva de la gestión municipal, se han ido acumulando problemas que configuran un cuadro poco propicio para la protección del medioambiente y la salud de la población. Durante muchos años, los residuos sólidos producidos en las diversas instancias que constituyen la sociedad en estos conglomerados urbanos han tenido como destino final sus calles, áreas verdes, el bosque y cuerpos de agua, dando lugar a un importante grado de contaminación medioambiental del aire, las aguas y la tierra.

Y, la actividad turística ha apuntalado el crecimiento económico de muchos de estos núcleos urbanos, convirtiéndose en un buen generador de divisas. Gracias a este elemento, las economías locales, especialmente en su componente comercial, se encuentran estimuladas de manera consistente y con tendencia a un desarrollo cada vez mayor con la consiguiente secuela de mejoramiento del nivel de vida de los habitantes y, por ende, de su capacidad de consumo.

Como consecuencia del mayor consumo de las poblaciones, aunado al producido por los turistas, provenientes del interior y del exterior del país, la generación de residuos sólidos se ha incrementado de manera sostenida, al igual que su composición, observándose claramente que los elementos que se biodegradan en periodos muy largos ocupan un espacio cada vez mayor. Además, sobre los residuos de centros hospitalarios, no se cuenta con ningún sistema de recolección especial. Simplemente son incinerados en hospitales centrales para evitar algún tipo de transmisión de vectores peligrosos.

Los cuerpos de agua sufren cotidianamente los efectos contaminantes de aguas servidas y, particularmente, de desechos sólidos que son depositados en su curso ante la inexistencia de un sistema efectivo de recolección.

El problema de las aguas servidas será solucionado paulatinamente a medida que se haga posible el funcionamiento de los sistemas de alcantarillado, pero con respecto a los residuos sólidos, la solución solamente será posible mediante la implementación de proyectos específicos para cada localidad.

Las alcaldías no han contado, o cuentan pero no funcionan, hasta el presente, con una repartición específica que se ocupe de la gestión de los residuos sólidos en todos sus componentes y tampoco con la reglamentación que pueda normar el manejo y disposición de residuos en la ciudad.

Esto ha permitido que el comportamiento de los habitantes con respecto a los mismos sea irresponsable y atentatorio contra los intereses de los municipios.

Son localidades pequeñas, con poblaciones que oscilan entre 500 y 5000 habitantes y una actividad económica muy reducida. En este contexto es impensable diseñar un sistema de alta tecnología para la prestación del servicio con un operador dotado de todos los mecanismos para el mismo al nivel de una ciudad grande que cuenta con un presupuesto elevado y una importante capacidad de pago de los usuarios.

Lo importante es, simplemente, pensar en un sistema que sea barato y eficiente para las condiciones de estos conglomerados urbanos, considerando, siempre, las características de su estructura socioeconómica y sus limitadas posibilidades presupuestarias.

Las opciones para la prestación del servicio se reducen a las siguientes:

a) Prestación directa del servicio.

b) Prestación del servicio mediante un operador privado.

La prestación directa del servicio es posible a partir de la organización de una estructura operativa del Gobierno Municipal que se encargue de ejecutar directamente los servicios. La ventaja mayor radica en la posibilidad de controlar directamente la cobertura y calidad de los servicios y realizar prestamente los cambios que se requieran en el sistema para su optimización. Las desventajas se refieren a las existentes en toda empresa operativa pública o descentralizada que puede ver afectado su funcionamiento eficiente por las distorsiones provocadas debido a la presencia de factores de intervención que generalmente hacen caso omiso de las variables técnicas. Los funcionarios y obreros están sujetos a un sueldo y salario de tipo fijo que no estimula el crecimiento de la productividad.

En cuanto a la adjudicación de la operación de los servicios vía licitación, se tiene un proceso que puede dar lugar a irregularidades de procedimiento, además de caracterizarse por su morosidad. Es muy difícil que alguna empresa privada acceda a postular por la magnitud del costo del servicio que no es muy elevado y puede llevar a una ganancia reducida en magnitud. Por otra parte, como en casi toda empresa privada, los trabajadores pueden estar sujetos a sobreexplotación y no tienen estímulo para mejorar su productividad por los bajos salarios.

No obstante, las carencias presupuestarias municipales hacen imposible hoy en día contratar una empresa privada. Como los costos de operación en aseo urbano son elevados, entonces la única forma de asegurar la condición del servicio es mediante un sistema híbrido que combine la prestación de los servicios de barrido y recolección mediante personal municipal con la ayuda de los vecinos y los servicios de transporte y disposición final con personal municipal.

Lo primero que los vecinos deben tomar en cuenta es el almacenamiento apropiado de residuos.

Lo más conveniente es depositarlos en un recipiente seco, preferiblemente de metal, o en una bolsa plástica, procurando guardar aquellos materiales que puedan ser útiles para alguna actividad, así se disminuye el volumen de basura.

El recipiente, o bolsa con residuos, debe almacenarse bien cerrado en un lugar adecuado, lejos del alcance de los canes domésticos y sin la presencia de alguna fuente de humedad. En lugares cálidos, los residuos no deben permanecer en la vivienda por más de dos días, para evitar que los vectores afecten a la salud de las personas. Para almacenar resulta ideal el patio, sin embargo, para casos de su inexistencia, se debe utilizar el baño y en ningún caso la cocina u otro ambiente. En la primera oportunidad posible los residuos deben ser trasladados al punto de acopio más cercano asignado por el servicio municipal de aseo.

En este modelo de prestación del servicio, considerando el rubro barrido y limpieza, los empleados municipales se limitan a barrer vías y áreas principales de la localidad como la Plaza Central y algún otro lugar estratégico y limpiar los jardines. El resto de las vías y áreas públicas debe ser atendido por los propios vecinos, quienes tienen que barrer y limpiar las áreas aledañas a los frontis de sus domicilios.

El producto del barrido y limpieza se junta posteriormente con los residuos domésticos.

Con respecto a la recolección, para minimizar costos, ésta debe realizarse con ayuda de los vecinos, los que, en una forma de auto-servicio deberían trasladar los residuos juntados en un recipiente o bolsa hasta el punto de acopio más cercano y depositarlos en el interior del contenedor de manera pulcra, evitando que se derramen en el piso.

Como mínimo con una frecuencia de dos veces por semana, los operarios municipales tienen como tarea descargar los residuos de los contenedores en un vehículo o chata con ayuda de palas y una manta para su traslado al punto de disposición final. Esta tarea debe cumplirse con cuidado, evitando que los residuos se desparramen por el área anexa o que el viento se los lleve. Una vez cargada la basura, es pertinente la limpieza del contenedor y del área aledaña. Para el traslado, los residuos deben ser cubiertos con una lona o plástico para evitar que se desparramen en el camino.

La Alcaldía debe habilitar una fosa apropiada para la disposición final de residuos (relleno controlado. Sus dimensiones dependerán del volumen de residuos estimados para un año como mínimo.

La profundidad necesaria dependerá del nivel de la roca madre.

Idealmente debe alcanzar a 4-5 metros. Como mínimo se requiere 1,5 metros de profundidad. Ésta área debe ser cercada con malla para evitar que ingresen animales al lugar.

Los operadores descargarán los residuos del vehículo a la fosa con ayuda de palas. Después deberán acomodarse de manera ordenada y secuencial, procurando compactarlos. Después será pertinente cubrirlos con una capa delgada de tierra para evitar que se produzcan malos olores.

Para la estabilización más acelerada de la basura se puede recurrir a sembrar la fosa con lombrices, las que se alimentan de los compuestos orgánicos putrecibles y ayudan a disminuir el volumen, prolongando la vida útil del relleno controlado.

Cuando la fosa se encuentre llena de basura, será preciso cubrirla con tierra, en lo posible arcilla, y compactarla con alguna topadora para evitar que filtre agua de lluvia y forme líquidos lixiviados con la basura.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Manejo de la basura en localidades medianas y pequeñas

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Ecológico Kiswara - Pág 4 de 4  

Hazte fan de La Patria
      Hay 122 invitados en línea