Inicio
Viernes 22 de mayo de 2020
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 22 May 2020:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Viernes, 22 de mayo de 2020
Por: Dr. Raúl Pino-Ichazo Terrazas (*), Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

La Mita de Potosí


Ilustración de la explotación Minera en el cerro rico de Potosí

Existen diferentes posiciones de algunos autores trasuntadas en interpretaciones que es necesario seguir ahondando para que, cuando se lea un libro histórico o un texto escolar se refleje la verdad sin eufemismos sobre este brutal trabajo, consecuentemente debemos conocer y enriquecer nuestro conocimiento sobre la mita de Potosí, pues fue un hito histórico con trascendencia mundial sobre la explotación inmisericorde del mineral plata. Desde 1.545, año en que se descubrió el cerro de Potosí han discurrido innumerables escritos en pro y en contra de la mita.

Lo que se puede extraer como fundamento inicial es que, en las diversas interpretaciones, siempre han prevalecido las voluntades y las voces de interés por la codicia de la plata que las voces de la humanidad, es decir, la importantísima consideración humana para quienes realizaban este mortal trabajo con inherencia inmutable a consecuencias posteriores en el organismo.

El autor Victorian de Villalba que realiza unas enjundiosas cogitaciones interpretativas de la mita, da pie a este columnista para recoger su pensamiento, naturalmente, realizando un análisis comparativo con otras voces para no dar por veraz lo que expresa el autor, que abriga la intención que sus interpretaciones nada podrían añadir a los volúmenes escritos, empero, esa impertinencia histórica, como él mismo la califica, podría salvarse si logra transformar en dudosas las concepciones que se asumían como verdades, además de esclarecer otras que se fraguaban como dudosas.

Se concibe generalmente, que siendo el trabajo de las minas de utilidad pública y constatada la indolencia de los indios como incontestable, este columnista, para no derivar en el anacronismo, interpreta a la indolencia, que era la interpretación del lenguaje de la época, como monolítica fortaleza y resistencia del indio al trabajo duro y desconsiderado, esa cualidad biológica podría habilitarles o forzarles a realizar este desgastante trabajo, con peligro inminente de perder el irremplazable disfrute de vivir, sin cometer una injusticia.

Los programas escolares de enseñanza de la historia, desde la iniciación de la República, han dejado indelebles en el espíritu de la población, salvo en rebeldía y confrontación con lo que se lee, que la mita era obligatoria bajo coacción, planificada geográficamente para garantizar la presencia de los mitayos y sin considerar las precauciones de preservación de la salud y a la resistencia humana, menos a un salario justo y proporcional al esfuerzo. Esta verdad es incontestable.

En esta instancia surge la contraposición del autor que retruca diciendo que para rechazar estos principios procura hacer entender que ni el trabajo de las minas de cuando Potosí, ciudad floreciente que ostentaba mayor población que Paris de la época, puede considerarse de tal desgaste como tal sino bajo las mismas utilidades mediatas e indirectas que cualquier otro trabajo privado y particular contribuyendo al trabajo público, circunstancia que no debería privar al indio a dejar de estar interesado en este trabajo con el condicionante obligatorio de la remuneración.

Así, se puede concluir imparcialmente sin barruntos que, aunque ambos supuestos precitados adquirieran la condición de irrefragable ¿no surgiría la posibilidad que el gobierno (autoridades de la época), se atrevieran a desgajar de sus hogares a sus vasallos y transferirlos a otro régimen climático o medio ambiental desconocido para su biología, sin delinquir o cometer algún ilícito?.

Entonces, el autor para aportar claridad a su interpretación, además de orden, enarbola la división de este trabajo en cuatro puntos: que el trabajo en las minas de Potosí no era público; que aun siendo público no asigna derecho a forzar a los indios; que el indio no es tan indolente como se piensa o considera, y que, aun siendo el indio indolente en sumo grado, no se debe obligarlo a ese trabajo bajo coacción.

La verdad que surge de la profundidad y nos aconseja a asumir este último párrafo concebido sesgadamente asignándole calidad de polémico.

Luego el autor realiza unas consideraciones sobre puntualizaciones y definiciones de las cuatro divisiones, acentuando sus peculiaridades, entonces, por todo lo expuesto, esta sucinta interpretación de la mita de Potosí, suscita una discrepancia polémica con lo que se enseña y lee en los libros de historia serios; realidad que motiva a la acción volitiva del lector para que elabore su propia concepción con este aporte sobre un hecho histórico que es inherente a la evolución sociológica y económica de Europa y en menor grado de Latinoamérica.

(*) Es abogado, posgrados en Interculturalidad y Educación Superior(UMSA), Alta Gerencia para abogados(UCB-Harvard), Filosofía y Ciencia Política (CIDES-UMSA,maestn), Docencia en Educación Superior, Maestría), Arbitraje y Conciliación( Especialidad), Derecho Aeronáutico(Instituto Iberoamericano de Derecho Aeronáutico, del Espacio y de la Aviación Comercial, Madrid), doctor honoris causa en HUMANIDADES(IWA-Cambridge University, USA), escritor


Esclavos e indígenas en labores mineras /Diego Rivera

Ingreso a una mina en Potosí /Wikipedia

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, La Mita de Potosí

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 3 de 8

Hazte fan de La Patria
      Hay 8 invitados en línea