Inicio
Domingo 1 de noviembre de 2009
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 1 Nov 2009:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 1 de noviembre de 2009
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

"Fiesta de Todos los Santos"

•  Cuando nuestros seres queridos del más allá vienen a visitarnos una vez al año

• Por: Lic. E. Arturo Llanque Ferrufino


Los cementerios son visitados el Día dedicado a recordar y honrar a los difuntos
Cada año la fiesta judío cristiana de "Todos los Santos", palabreada por todos como simplemente "Todos Santos", es el reencuentro por un determinado tiempo entre los vivos y los espíritus o "ajayus" (término del mundo andino) de nuestros seres queridos que dejaron su vida y sus cuerpos terrenales de este mundo.

La fiesta religiosa que comienza desde el 1 de noviembre, a las 12:00 horas, tiempo en el cual las almas de los difuntos llegan del más allá como sostienen las creencias originarias de estas tierras, culmina a las 12:00 horas del 2 de noviembre cuando el alma vuelve al cielo para continuar su vida en el más allá.

Pese a que nosotros los vivos no podemos advertir la presencia de nuestros seres queridos, apelamos a la elaboración de figuras de masa para asentar la presencia simbólica de los que nos dejaron y la preparación de una mesa en la cual se colocan figuras que contienen un significado cultural (caballo, llama, la escalera, la cebolla, caña de azúcar) en la fiesta de Todos Santos.

En Bolivia esta tradición con las costumbres andinas ha sobrevivido bajo un sincretismo cultural, que sigue siendo practicado en todo el país.

La costumbre que continua siendo transmitida por nuestros abuelos y abuelas, padres y madres, ha sobrevivido un sin fin de obstáculos a lo largo de este tiempo, actualmente con la fiesta de Halloween, costumbre que goza del respaldo del marketing y la cultura de masas, quienes buscan imponer la mencionada expresión muy desligada de su verdadero origen de los celtas de Inglaterra.

Desde tiempos precolombinos, la creencia de compartir una vez al año con los muertos viene arraigada de los pueblos que vivieron en estas tierras altas de Sudamérica, y de igual forma en otras partes del mundo.

Una muestra de esta cultura legada de los pueblos originarios, es la tradición de sacar a los muertos de los chullpares, para compartir con ellos chicha, y hacerles comer las comidas que les gustaban cuando estaban vivos.

"En algunas poblaciones altiplánicas, se tiene aún en algunos lugares como en la provincia Aroma (La Paz), y en Oruro, en la región de los Chipayas, la costumbres de sacar el esqueleto de un difunto elegido por sus familiares, que eventualmente son los encargados de limpiar y adornar la iglesia y pasar el preste del lugar", sostiene el estudio de Alvarado y Mamani, sobre el Origen de las Fiestas Andinas, (Pág. 121).

En otras regiones del occidente del departamento, se suelen sacar a los muertos después de 7 años, en el cual es el reencuentro con los familiares y los mismos que se colocan en las hornacinas.

"Se construían estas moradas para los difuntos con la idea de volver otra vez al útero profundo, tal vez un poco oscuro pero acogedor. Así se explica la posición fetal", (2007:121).

Los chullpares son construidos con vista al sol, para recibir su energía de cada día, al igual que los vivos.

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

De acuerdo a la enciclopedia Wikipedia la Fiesta de "Todos los Santos" se refiere a la "Solemnidad celebrada el primero de noviembre, instituida en honor a "Todos los Santos", conocidos y desconocidos, y, según el Papa Urbano IV, para compensar cualquier falta a las fiestas de los santos durante el año por parte de los fieles".

La fiesta católica recuerda a todos los mártires que murieron pregonando la creencia cristiana a manos de sus perseguidores. "La iglesia Primitiva acostumbraba celebrar el aniversario de la muerte de un mártir en el lugar del martirio", afirma la enciclopedia.

Durante el papado de Gregorio IV (827-844) la celebración religiosa se celebró el 1 de noviembre a toda la Iglesia, iniciando con la tradición católica que es celebrada de diferentes maneras en los países hispanoamericanos.

El SIGNIFICADO DE LA

MUERTE EN LOS ANDES

En la cultura de los andes, la muerte es solamente un cambio de ciclo, porque cuando una persona muere pasa a ser parte de sus antepasados, "Achachilas y Awichas" (abuelos y abuelas) milenarias de todos los tiempos.

Para la cultura aymara, la muerte es la continuación de la vida, y durante dos años el alma permanece acompañando a los vivos, para después ascender a las montañas donde se reintegra al mundo de los Achachilas en el tercer año.

"Por este motivo se realiza por tres años consecutivos la ‘apxata’, ritual realizado por los parientes cercanos del difunto, durante tres años llevan alimentos, productos, velas, flores y otros hasta el cementerio, justo sobre la tumba elevan un altar", apunta el estudio de Mamani y Alvarado.

La fiesta de los difuntos, coincide con el "tiempo femenino de jallupacha o tiempo de lluvia. Los abuelos dicen que los ajayus o almas de los muertos serán los portadores de las lluvias que requieren los campos para empezar con la época de la siembra" (Ibíd., 2007:118)

En medio del sincretismo cultural, la costumbre del rezar a las almas de nuestros seres queridos, es un diálogo con los difuntos desde el punto de vista andino

MESAS, FIGURAS

Y CONSTUMBRES

La preparación de la mesa varía según las costumbres familiares; de acuerdo a la tradición oral, un difunto reciente a la fecha de "Todos Santos" (alma nueva), no se le puede preparar la mesa, y debe esperar al siguiente por su "categoría" (si vale el término).

"Se cree en la libertad para trascender con el espíritu o ‘ajayu’, aunque algunos espíritus que fueron atrapados por las energías negativas andan vagando y se llaman ‘condenados’, espíritus que sufren tanto, entonces pide ayuda a sus familiares en los sueños, o el soñar con los difuntos significa que su ‘ajayu’ fue atrapado por energías negativas", (Alvarado y Mamani, 2007:111).

En algunas regiones la costumbre, relata los investigadores del Paka-Illa, es el de empezar a jugar desde la mañana diferentes juegos, incluso con restos óseos humanos, ya para el medio día los familiares del difunto se dedican a consumir los platos que al difunto le gustaba en vida, otros prefieren dedicarse a rezar entre tres Padres Nuestros y tres Ave Marías para recibir al difunto.

"La palabra mesa ‘misa’ para el hombre andino significa invitar a los comensales desde los cuatro puntos cardinales, por ese motivo siembre tiene cuatro esquinas", (2007:120).

La investigación sostiene que la cultura andina advierte la presencia del espíritu a través de la percepción sensitiva de algún fenómeno que ocurre, en algunos casos justamente a medio día, asimismo el comensal se hace presente en la mesa preparada en su honor.

"A través de ellos se logra la comunicación y el encuentro, que para muchos resulta ser un mito excesivamente fantástico, pero es una gran realidad que se vive aquí en los andes, cuando el espíritu se da maneras para hacer su aparición".

Al momento de armar la mesa, algunas costumbres suelen colocar alguna prenda de vestir del difunto, mantilla en caso que el difunto sea mujer, y poncho en caso que sea varón, esto en el área rural.

Las T’anta wawas, que representa la pureza del difunto, antiguamente eran hechas de otros materiales, como muñecas, en la colonia eran vasijas de cerámica "que contenían el retrato del espíritu para recordarlo y guardarlo en sus chullpares, existen ‘qirus’ con retratos".

La escalera de pan, de acuerdo a la investigación desde un punto de vista andino, significa una ayuda para la ascensión del espíritu al cielo, la cual tiene connotaciones católicas.

Las cebollas en flor, "tuquru", sirven que el difunto lleve agua para su viaje.

Los caballitos de pan, sirve como distracción del ajayu porque los espíritus tienen forma de niños.

Además el caballo y la llama, son útiles para que el difunto pueda transitar por los caminos más difíciles en el mundo de los espíritus.

"Las retamas en los floreros, sirve para ahuyentar a los espíritus enemigos, esta costumbre es muy usual, en los negocios, tiendas y hogares aunque sea durante otra época o en todo año siempre se pone retamas para combatir a las maldiciones".

Un vaso de agua bendita para rociar la ropa del difunto. Coca, cigarro, vino y refrescos, para que el espíritu se sienta satisfecho. La caña de azúcar o ‘alma thuxru’, para que sirva de bastón a las almas.

Y el plato de comida favorito del difunto, dependiendo de la región y del gusto.

Es así como se prepara la fiesta de "Todos Santos", que continúa presente durante la jornada de hoy y mañana, donde nuevamente los niños, y personas en muchos casos de escasos recursos, aprovechan la fiesta para abastecerse de comida.

BIBLIOGRAFIA

Manuel Alvarado Quispe y Mary Mamani Tito, El Origen de las Fiestas Andinas, Paka-Illa 2007.


Las Tant’a wawas son parte de la mesa que se prepara para la visita de los difuntos

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, "Fiesta de Todos los Santos"

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2014 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 9 de 12

Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 229 invitados en línea