Inicio
Domingo 11 de julio de 2010
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 11 Jul 2010:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 11 de julio de 2010
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

El viejo diario de un combatiente orureño de la Guerra del Chaco - Segunda Parte

•  El soldado Estanislao Gonzáles Arias, durante la guerra no solamente combatía, sino que en una libreta registraba los acontecimientos fatídicos que vivió en el "infierno verde"

• Hoy, a más de 76 años, el viejo cuaderno es hecho público por su familia, con ayuda de Eduardo García Echeverría, y sin duda es un tesoro para la historia

Por: Marco Antonio Flores Nogales


Combatientes en algún lugar del Chaco
Cuentan las historias que durante las pocas noches de tregua entre los ejércitos de Bolivia y el Paraguay, los soldados aprovechaban para escribir cartas a sus familias o seres queridos, para contarles su estado de salud y las penurias de la Guerra del Chaco (1932-1935).

Muchos soldados bolivianos tuvieron la precaución de escribir su diario de guerra, su propia historia que era escrita con sangre día a día. Las manos temblorosas de tanto disparar, cambiaban los fusiles por un lápiz y sobre un viejo cuaderno recordaban paso a paso lo vivido en el día, no sin antes agradecer que aún se encontraran con vida.

Es el caso de Estanislao Gonzáles, nacido el 13 de noviembre de 1906, se incorporó al Regimiento 45 de Infantería en Oruro e ingresó a la guerra meses después.

Su vivencia en la guerra, cual si fuera una novela escrita por un gran escritor, está plasmada en ahora hojas viejas y enmohecidas de un cuaderno que llevó en uno de sus bolsillos, quitando campo para su munición.

A más de siete décadas, el viejo diario del soldado sale a luz pública, para que los bolivianos podamos conocer el duro fragor de la Guerra del Chaco

DIARIO DEL SOLDADO

Y el día del bautismo era el 11 de Octubre (1932) en la noche y el día 12 salimos hasta el Kilómetro 11 y en este lugar hemos hecho la defensa durante 13 días al enemigo y a diario se hacía los combates

Por todos los lados venían patrullas con buen número y a veces también chocaban con nuestras patrullas que se destacaba y también nos tiraban con artillería mucho pero sus tiros han sido muy largos que no reglaban bien a nuestras posiciones y una de sus patrullas habían descubierto nuestra aguada que teníamos en nuestra derecha y reglaron muy bien sus tiros a la aguada; soldada que iba por agua no regresaba y pero la misma sed obliga a jugar sus vidas sin temor de ninguna clase y así también va un soldada de mi pieza por agua por que se hallaba medio muerto, va y no regresa ni las caramañolas ni él, cuando al poco rato viene un estafeta averiguando por el soldado, el nombre y a la unidad a que pertenece y damos los datos y lleva el parte al Comando de Destacamento y que siempre iban cayendo heridos y al último se dieron cuenta muy bien de nuestras posiciones y la distancia que ocupábamos y la tropa estaba completamente decaída por falta de agua y rancho por que nos daba en la mañana medio jarro de mote y un pedazo de carne cocida y en la noche rancho, de manera que el rancho una sola vez por día y una escasez de agua por que los camiones se quedaban enfangados en la picada por las pocas lluvias que hizo esas noches y intransitable el camino Arce – Kilómetro 11 y el último día se dieron cuenta de que había un claro para poder aprovechar el cerco y claro era que el "Pérez " lo abandonó al ver que avanzaban con un número muy crecido y al ver eso lo dejaron las posiciones y por ahí se metieron los pilas y que pensaban cercarnos y fueron a dar a la cocina y se apropiaron de nuestro desayuno que era chocolate que por esa mañana teníamos que tomar desayuno porque no se tomaba desayuno y tenía que hacerse el reparto de coca cigarrillos a la tropa y a los oficiales dulces y todo eso aprovecharon los pilas y esto se hizo a mucha exigencia de los jefes porque dijeron que la tropa está ya muy decaída por el mal trato y es preferible que se les trate mejor, que deben tomar su desayuno en la mañana, su rancho dos veces al día y a consecuencia de esto un soldado del 16 de Infantería hacer una mala desmoralizadora a la tropa y esto llegó a saber su Comandante que era el Teniente Murillo y lo trató de reprender al soldado y el otro se calló no dijo nada, y cuando el teniente se retiraba a su posición después de haber reprendido, haya (dado) unos cuantos pasos el teniente Murillo, el soldado éste le había tirado por atrás dejando instantáneamente muerto a Murillo y al ver el tiro muy cerca trataron de averiguar de qué se trataba y fueron Comandantes al lugar del disparo y el soldado después de victimarlo a Murillo pretendía fugarse pero le fue imposible y una que llegaron los Comandantes al lugar del suceso averiguaron que le pasó al teniente Murillo y nadie pudo dar razón, que todos habían asegurado que era un disparo enemigo y se pusieron a observar al frente y felizmente había uno quien lo había visto disparar el tiro al teniente Murillo por atrás cuando el dicho Teniente se retiraba después de darle una reprensión y el soldado ese declaró todo lo que quería hacer y de inmediato lo tomaron cuando se dirigía con dirección a Arce y lo llevaron allí con centinela doble y allí lo sentenciaron a pena de muerte y lo fusilaron.

Y los dos: Murillo y el soldado se enterraron en Arce ese día 18 de Octubre.

Y después de apropiarse de la coca ya se quedaron por hay (ahí) y querían posesionarse y al momento nos mandan tres piezas pesadas, uno de mi pieza que era del 15 y otro del 20 y nos dirigimos hacia la cocina y trataban de rechazar pero les fue inútil porque nosotros les pegamos por atrás, cayeron muchos de los pilas y hasta con abrigos civiles, y hasta mientras el enemigo se extendió más y también trató de cercarnos y así lo hicieron cuando en la noche a horas 7 de la noche empezó el combate cuando nosotros nos hemos visto batidos por atrás, por adelante y por todos los lados y solamente había un claro a la izquierda de la picada por donde poder hacer la retirada, si nos hubieran cortado eso mas todavía no hubiera estado contando la historia y felizmente ese claro nos ha servido para poder hacer la retirada y algunos se han extraviado en el monte y ido (yendo) a salir a Platanillos y otros a Fernández y nosotros que tomamos la dirección de Arce todavía hemos salido cerca a Fernández y desde ese lugar hemos tenido que tomar la picada con dirección a Arce y llegamos a ésta y nos volvieron a meter al Kilómetro 3 de Arce y nos ordenan a tomar posiciones y emplazamos las piezas para hacer el combate

Y en esa mañana vinieron dos aviones pilas en dirección a Arce para que su artillería regle sus tiros al fortín y pero antes de llegar al fortín se dieron a la fuga al ver que las piezas antiaéreas les disparaban y no llegaron a la altura del fortín y dieron media vuelta; pero poco mas o menos dieron la dirección a su artillería y en la tarde empezó a ubicar sus tiros pero han sido muy largos que iban a dar a la cañada ½ Km. Del fortín y mientras nosotros hacíamos el combate en el Km. 3 de Arce el Comando de la Cuarta División hacía su retirada en dirección a Alihuatá y la columna de camiones estaba trasteando los víveres que había en el parque y todo lo que había en el fortín.

A las 7 de la noche nos ordenaron ir a cubrir la picada de Platanillos y Arce para que terminen de trastrear los camiones y mientras que nosotros teníamos que defender la picada y apenas terminaron nos ordenaron hacer la retirada, sería a la 1 ó 2 de la mañana con dirección a Alihuatá por una senda y nos condujo el Comandante de Regimiento y salimos a medio camino entre Arce y Alihuatá de entre medio del monte nos encontramos con las demás tropas que ya habían estado adelante y seguimos viaje y en medio camino comenzaron a botar sus municiones, cajas de munición y hasta piezas pesadas por que no había ya valor para cargas semejantes pesos porque estábamos bastante debilitados por el mal trato que nos daban y a consecuencia de eso ha habido todos esos fracasos y se quedan como dormidos en el trayecto, tendidos en el suelo porque estaban completamente rendidos por el hambre, por la sed y por último por el cansancio y al final a esos hombres no se les ha vuelto a ver mas y no se sabe qué suerte a ocurrido de todos esos tipos que han desaparecido, solo Dios debe saber esto ha sido entre Alihuatá y Arce.

Algunos de nosotros estábamos trabajando empujando los tanques que estaban saliendo de Arce que se enfangaron en el medio camino y teníamos que sacar a puro empuje de los fangos hasta algún lugar algo firme para que pueda seguir viaje con dirección a Alihuatá, y seguir viaje a Saavedra y por fin llegamos a Alihuatá todas las tropas que hicimos la retirada de Arce como ser: el 14, el 15, el 16, 20, 45; 3ro, 35, 5to, 4to, 6to y el 6to de caballería se encontraba ya en descanso en Alihuatá haciendo sus puestos de clase en la picada a Gondra que salía de Alihuatá y hacían este servicio los del 6to de Caballería .

Llegamos (en grupos) de 4, de ocho , de 2 y de como podíamos y nos ponemos a descansar en una y otra parte y como les daba la gana, no teníamos rancho, no había Comando de ninguna clase ni quien les diga lago a la tropa y los que querían seguían viaje con dirección a Saavedra y a los pocos que quedábamos nos dieron un poco de sémola, azúcar, otro de arroz y poco de sal para que nos hagamos rancho como puedan y nos hicimos un poco de mazamorra y otros caldito de arroz sin nada mas que con sal.

A eso de las 3 de la tarde nos hizo formar a los pocos que habíamos quedado y dijo el Comandante: "En este momento acabo de recibir una orden del Comandante de la Cuarta División en que dice: los que quieran irse a sus casas dar un paso al frente" y algunos de mis compañeros dieron el paso al frente y el tal comandante les preguntó que si querían irse a sus casas y dijeron que querían irse, entonces dijo: "Bueno, ya que queréis irse se van, pero tengan en cuenta que el gobierno no les va a dar movilidad, no les ha de dar rancho porque ustedes habéis venido a defender nuestra Patria y derramar la última gota de vuestra sangre aquí en el chaco para arrojar al enemigo de nuestro territorio que ellos pretenden quitarnos, y ahora ustedes se presentan (como) cobardes, traidores a la Patria y de manera que ustedes pueden irse como puedan"

Y al oír esto mis compañeros emprendieron viaje con dirección a Saavedra y esto era de todos los Regimientos; a los que se salían les quitaban caramañolas, sus cartuchos; apenas les daban 50 cartuchos por si pudiera pasar algo en el camino y también quitaban morrales de los pobres soldados que se salían. Y a los pocos que quedamos nos dijo: "ustedes son los verdaderos bolivianos que se brindan a derramar la última gota de vuestra sangre por la Patria, serán bien recompensados...". y nos llevó al Comando de la Cuarta División y dijo: "estos son los muchachos que quieren quedarse hasta el último..." Entonces nos hizo tomar nota de nosotros y nos dijo que todos desde ese momento tienen ascenso de un grado más para que ustedes sigan adelante, después hicieron (tocar a) la Banda Divisionaria el Himno Nacional, varias piezas y al último cuecas y nos hicieron bailar en la puerta de la Comandancia.

A cuyo tiempo llegaron 2 aviones nuestros que salían de Boquerón después de haber hecho su observación en la línea enemiga se bajaron sobre Alihuatá hasta casi rozando los árboles y nos hicieron señales con las manos los aviadores dándonos a entender que debíamos evacuar el fortín ese lo más pronto posible por que el enemigo trataban de tomarnos redonditos en el fortín y (que) se encontraban muy cerca...

Y bueno, al ver las señales que hacían los aviadores nos hemos quedado confusos, sin saber qué es lo que pasaba y al ver todo esto, muchos trataron de zarpar lo más pronto posible con dirección a Saavedra, y a los que salían les quitaban las caramañolas y 100 cartuchos de munición y ultrajándolos malamente; algunos nos quedamos siempre con la idea de seguir con el Comando y por fin llega la noche y nos quedamos en esa a dormir y no había precaución de ninguna clase y a ratos decíamos que ha debido haber algún arreglo...

Tampoco nos ordenaron tomar posiciones de manera que era un desastre, el que quería se salía a la hora que quería y nosotros nos quedamos a dormir como en nuestras casas y el enemigo se encontraba muy cerca de Alihuatá y aclara el día..., no hay quien nos diga nada ni quien nos dé rancho y quedamos pocos soldados y (a) eso de las 9 de la mañana viene el Comandante y nos dice: "Y ustedes que esperan porque no se van ahora, si se van les va a pesar y si se quedan también les va a pesar ; porque no se van, que esperan ..." y al decir esto hirió en el corazón y siempre derramamos un poco de lágrimas ...y sin poder que hacer y entonces entre varios amigos resolvimos salir con dirección a Saavedra entre Yucra, Medina, Gutiérrez y yo emprendemos viaje a las 12 del día, ni quien nos diga ni media palabra y llego al puesto de clase de la Picada a Gondra y me encuentro con Julio Gómez del 6to de Caballería que estaba haciendo el servicio de puesto de clase con 8 soldados y me dice en esto:" Voy a Alihuatá y pido relevo para que otros vengan a cubrir este puesto y enseguida te voy a dar alcance" y se fue a pedir relevo y seguía yo con los tres amigos y en el medio camino me dejan mis compañeros y me quedo solo, voy caminando con uno y con otro porque todo el camino estaba lleno de soldados. A duras penas llego al Kilómetro 24 donde había una aguada para poder llenar las caramañolas y tomar hasta no poder y me hice un poco de api con sal, y cuando estaba ya acabando de comer mi api llega Julio Gómez con mucha hambre y sed y me pide mi tapa de marmita para que se prepare un poco de Quaker que se había traído de Alihuatá y termina de comer su rancho y seguimos viaje a Saavedra y habíamos avanzado unos 4 Kms. Gómez se sube al camión y se va y yo me quedo siempre caminando a pie y ya podía levantar ni los pies de pura debilidad y cansancio y me pesca la noche en Campo Largo y me quedo a dormir en pleno pajonal y sin tener agua ni rancho ni nada que comer y casi me terminan los mosquitos y a las 4 de la mañana me levanté para seguir viaje adelante.

Camina y mas camina y nunca se acaba la pampa y por fin termino una y se presenta otra pampa pero no tan larga; la sed y el hambre ya me mataba y apenas llego al Km 7, había un charco que ya (se) estaba secando y que era ya casi barro no mas ya y de ese barro nos pusimos a chupar y con gusanos y también llenamos las caramañolas como mazamorra y la hambre por otra parte que yo estaba ya como borracho caminando muy apenas y sin poder llegar a Saavedra.

Y por fin llego casi semimuerto al lugar indicado y en cuanto llegué me hicieron entregar mi fusil, munición y en la mañana esa que yo llegué a Saavedra atacaron los pilas entre el Km. 24 y Km. 27 a un auto que sacaba víveres de Alihuatá, (incluyendo a) heridos y enfermos. Al chofer y al ayudante lo mataron y (a) algunos enfermos y heridos que estaban sobre el carro los acabaron de matar y después viendo que venían soldados por el camino se dieron a la fuga rápidamente al monte y si eso hubieran hecho día antes nos hubieran tomado de prisioneros a todos los que salíamos de Alihuatá y sin precaución de ninguna clase nos tomaban del cuello y nos metían al monte y después nos llevaban de prisioneros a Gondra y la intención de ellos era cercarnos en Alihuatá, según declaraciones de los prisioneros pero no lo habían hecho por falta de refuerzo y por eso atacaron nomás a los camiones que salían en el medio camino matando al chofer, y ayudante y heridos más.

En Saavedra no teníamos Comando de ninguna clase y toda la tropa se salía rumbo a Muñoz.

(*) La primera parte de este diario fue publicada en el Fortín de LA PATRIA el pasado domingo 13 de junio


Piezas antiaéreas en plena acción

Libreta de movilización de Estanislao Gonzáles Arias

Granadas utilizadas durante la contienda

Soldado paraguayo

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El viejo diario de un combatiente orureño de la Guerra del Chaco - Segunda Parte

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 4 de 8

Hazte fan de La Patria
      Hay 153 invitados en línea