Inicio
Martes 30 de abril de 2013
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 30 Abr 2013:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Martes, 30 de abril de 2013, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

El secreto de Copacabana

•  Por: Germ¿n Mazuelo-Leyt¿n

No, no es que en Copacabana hubiese alg¿n vidente que se declare poseedor de mensajes provenientes de Mar¿a Sant¿sima con novedosos anuncios. El hecho es que -como escribi¿ el P. Pedro de Anasagasti, OFM: ¿tuvo acierto pleno la Madre celestial al elegir el escenario de su reinado: a orillas del lago sagrado, en cuyos ribetes se desarroll¿ la civilizaci¿n de los aymaras, de los collas y de los incas¿.

Fue Copacabana, a orillas del lago Titicaca, junto a su vecina Isla del Sol, un centro espiritual durante el dominio incaico, ¿morada de dioses¿ antes que los hispanos pisaran tierra americana. Los incas lo hab¿an convertido en su ¿lago sagrado¿ ante el cual los nativos sent¿an un temer reverencial, ¿todo el borde del lago rezuma incienso y plegaria, con los gritos de angustia de numerosos sacrificios humanos¿.

¿Hay muchos resabios de antiguas tradiciones y de a¿ejos ritos en torno al lago, y Copacabana conoce aun actualmente reuniones de brujos, de cuasi-sacerdotes, de adivinadores, que en sus cumbres verificaban sus concili¿bulos, mezcla de piedad cristiana y de presencia demoniaca¿.

En tiempos de la Colonia, los misioneros agustinos que ingresaron al pueblo el 16 de enero de 1589, organizaron all¿ una ¿doctrina¿, convirtiendo con su apostolado evangelizador a muchos ind¿genas a la verdadera Fe. Entre los nuevos conversos, Tito Yupanqui, que tom¿ el nombre de Francisco ¿llevaba grabada en su coraz¿n la devoci¿n a Mar¿a¿ y deseaba que en la iglesia de su pueblo, presidiera el altar, la imagen de nuestra Se¿ora, y se pudiese fundar la anhelada Cofrad¿a de la Candelaria¿, con la finalidad de que acabasen las disputas entre las dos fracciones del lugar.

El historiador P. Antonio de la Calancha dice que ¿sus primeros ensayos fueron para los cuerdos materia de irrisi¿n y para los indevotos materia de burla. El indio sufr¿a los baldones y lloraba por no saber pintar¿.

Quiso esculpir una imagen de la Se¿ora, pero desgraciadamente carec¿a de cualidades para la pintura o la escultura, hacia 1570, configura una imagen de la Virgen en arcilla, que a poco tiempo es retirada por orden del rector del templo donde hab¿a sido colocada ¿sta, ¿por considerarla tosca, fea y desproporcionada¿, pero Francisco no se acobard¿ y se decidi¿ viajar a Potos¿ con su hermano como ayudante ¿para al arrimo de alg¿n maestro imaginero¿ aprender el arte de la escultura, as¿, Diego Ortiz un artista espa¿ol, en la calle Almagro N¿. 710 de la ciudad de Potos¿, le ense¿¿ a tallar la madera, que tras varios intentos, esculpi¿ la anhelada imagen de la Se¿ora, que luego dor¿ en la ciudad de La Paz con ayuda de otro maestro espa¿ol.

A pesar de las contradicciones y dificultades, la imagen fue bendecida, y trasladada luego a Copacabana. El 2 de febrero de 1583, Tito Yupanqui ingres¿ triunfante a su pueblo natal, siendo entronizada la imagen que ¿l tallara en el altar del templo, ¿imit¿ndole, a finales de este mismo a¿o, el ind¿gena peruano Sebasti¿n Quimicho que traslada en hombros una r¿plica hasta Cocharcas, en Per¿¿, obra de Yupanqui tambi¿n. La entrada de la sagrada imagen fue decisiva para el afianzamiento de la fe cristiana en Copacabana, la Se¿ora consigui¿ atraer el cari¿o de los aymaras.

El hoy Siervo de Dios, inca Tito Yupanqui se hizo escultor gracias a la fe. Copacabana es el privilegiado lugar que escogi¿ la Virgen para asentar su soberan¿a maternal. Como relata Calancha: ¿era all¿ la sentina de los id¿latras y el Atenas de los hechiceros, y as¿ en pocos, fructific¿ la fe, hasta que entr¿ all¿ la Reina de las piedades, la tesorera de los milagros, el consuelo de los tristes y la que es premio de los servidores mayores¿.

La reciente mala nueva de que ha sido profanada la sagrada bas¿lica de Nuestra Se¿ora de Copacabana, con el robo de joyas que ornamentaban la sagrada imagen de la Virgen, la misma que ¿amaneci¿ mirando al lago, fuera del sitio normal que ocupaba en su camerino, adem¿s de encontrarse sin su corona, ni canastillo, ni media luna¿, ha suscitado una ola de protestas.

Como es de conocimiento p¿blico, los pobladores de Copacabana, reaccionaron inmediatamente, exigiendo de las autoridades tanto policiales, como judiciales y eclesi¿sticas el pronto esclarecimiento del sacr¿lego robo, declar¿ndose los lugare¿os ¿en emergencia y duelo¿, ante el hecho.

En los ¿ltimos meses se ha tenido que lamentar el ¿saqueo¿ de templos y santuarios ¿que albergan un valioso patrimonio religioso, hist¿rico y cultural de los bolivianos¿. Que las autoridades competentes ejerzan su m¿xima diligencia en el esclarecimiento de los robos, en especial el perpetrado en la Bas¿lica de nuestra Se¿ora de Copacabana, ¿cono de la evangelizaci¿n de esta parte de Am¿rica, para que la impunidad no siga protegiendo a los anteriores y actuales profanadores de la fe cat¿lica.



(*) Director Nacional Pioneros de Abstinencia Total

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El secreto de Copacabana

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2014 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 3 de 12

Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 176 invitados en línea