Inicio
Domingo 10 de febrero de 2019
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 10 Feb 2019:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 10 de febrero de 2019, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
Venezuela:

El deslegitimizado Maduro

•  Por: Carlos Decker-Molina


Maduro perdió el poder, aunque aún no quiere reconocerlo /BBC.COM
La crisis de Venezuela nos está poniendo en el mismo escenario que provocó la intervención de los aliados de la OTAN en la guerra de Kosovo. Aquella vez apareció la "izquierda del misil", que pedía la intervención militar por "razones humanitarias". Milosevic estaba haciendo estragos en Kosovo con unos escuadrones paramilitares.

Hoy aparece una izquierda liberal global que no descarta la posibilidad de una intervención militar a Venezuela, también por razones humanitarias. La política tiene su propia moral.

Maduro está más cerca de Mussolini que de una izquierda democrática que respeta las reglas del juego de las urnas.

No vamos a analizar el caso venezolano desde el chavismo que inició la deslegitimación constitucional. Los venezolanos dijeron no a la reelección indefinida en el plebiscito de 2007 y a la modificación de 69 artículos de la Constitución de 1999, pero, la Asamblea Nacional aprobó por "mayoría evidente" la reforma que dio paso en la práctica a la reelección indefinida, se confirmó la invalidación del orden legal.

La cuerda se tensó en diciembre de 2015 con la autodesignación de los magistrados del Tribunal Supremo y culminó el 2017 cuando el mismo Tribunal retiró los poderes a la Asamblea Nacional, porque estaba controlada por la oposición, aunque la razón argüida por Maduro y los magistrados fue otra.

Estos dos hechos, hay otros menores, desnudan las intensiones dictatoriales de Maduro y los suyos. Muchos calificaron ambos hechos jurídico-políticos como "golpes".

La definición de golpe surge en Francia en el siglo XVII. El rey tomó una serie de medidas violentas y repentinas, sin respetar la legislación y las normas, con la intención de eliminar a sus enemigos, bajo el pretexto de "seguridad del Estado". Maduro sigue el libreto golpista galo.

Enfangarnos en la exégesis de las leyes no lleva a ninguna parte, porque el problema ahora se ha anclado en el espacio internacional y, tal vez militar.

¿Se puede acortar el desenlace? Sí, siempre que haya voluntad de ambas partes para desembocar en elecciones limpias, por lo menos esa es la tesitura del gobierno sueco que se ha sumado al anti-madurismo de la UE.

Dos lógicas enfrentadas.

La de Maduro no es la lógica de la lucha de clases que, en instantes similares a los de Venezuela, da un paso atrás con la esperanza de avanzar, luego, dos adelante. La estrategia de Maduro es la guerra de salvación de su proyecto delincuencial, en ese contexto cualquier diálogo con el contrincante es una batalla que hay que ganarla. La táctica para unir a lo poco de pueblo que le queda es señalar a los enemigos como peones del Imperio. Y, en ese contexto Trump, Pompeo y Bolton son sus aliados.

La lógica de Guaidó está inmersa en el apoyo internacional, sumar fuerzas no importa que sean disímiles (USA-UE). Cerrar el círculo económico y eliminar la posibilidad de maniobra política que aún pueda tener Maduro. Hasta ahora la estrategia de Guaidó está funcionando, pero aun así no cae gobierno, pues Maduro no se refugia en la embajada turca o en la legación rusa. Y, no lo hace porque tiene en su poder la carta militar y el apoyo internacional de Rusia y China y la atenta mirada de Turquía, Sudáfrica e India.

El apoyo de las Fuerzas Armadas es más frágil (Gral. de aviación Yañez demuestra una fisura muy pequeña aún) que el de sus socios internacionales, por eso me detendré en el estudio de Iván Witker, doctor en Relaciones Internacionales.

Hay que descartar el factor ideológico, es decir, Rusia ni China apoyan a Maduro porque son comunistas. No, el apoyo responde a otros intereses.

En los últimos años, indios y sudafricanos se asociaron a empresas rusas pasando a controlar las exportaciones venezolanas de diamantes, cuya calidad se remonta a 1942 cuando se encontró la famosa Barrabás de 155 quilates.

En noviembre del año pasado lograron las empresas mixtas ruso-indo-sudafricanas la certificación Kimberley, esencial para acceder a los mercados mundiales de diamante. Los rusos controlan el llamado Arco Minero (Estado de Bolívar, donde se encontró a Barrabás) alberga millones de toneladas de diamantes, oro y otros minerales como el coltán.

China es el principal inversor en yacimientos petrolíferos venezolanos y es cliente clave. El petróleo pesado del Orinoco igual que el de Irán es fundamental para Pekín. USA compra ese mismo petróleo que lo refina y se lo revende a Maduro como gasolina.

En materia de deuda externa, el panorama es igualmente complejo. Según Witker y otras fuentes, los pasivos más importantes contraídos por Maduro son con la China, alrededor de 70 mil millones de dólares. La empresa rusa Rosneff es el segundo acreedor, a mucha distancia de China, con sólo 17 mil millones de dólares. Estos dos acreedores, para no hablar de otros menores, se pagan la deuda con petróleo y en muchos casos con la participación en los yacimientos. Abandonar a Maduro importa mucho dinero, las pérdidas serían enormes.

También hay acreedores estadounidenses como Black Rock y el banco Goldman Sachs, por eso se explica que Maduro rompió relaciones diplomáticas, pero no económicas con la USA de Trump.

En realidad, el 62% de los tenedores de deuda de PDVSA son estadounidenses, a los citados se suman Fedelity Management, T. Row e Invesco y el 12% son británicos de Ashmore.

En 2017 la oposición venezolana acusó a Goldman Sachs de ayudar a "la dictadura" cuando adquirió casi toda la emisión de 3 mil millones de dólares de los llamados "bonos de hambre".

La oposición ha puesto su propio candado cuando dijo: "las deudas contraídas por el régimen no serán pagadas".

Guaidó tendría que pensar una estrategia de cara a las Fuerzas Armadas y al entorno internacional favorable a Maduro.

No es necesario citar a Weber para advertir que Maduro ha perdido legitimidad, ese hecho me recuerda el final de Nicolas Ceausescu que, junto con otros líderes del viejo Este, perdió legitimidad.

El rumano convocó a las masas y se dispuso a arengarlas cuando comenzaron los silbidos primero, luego las rechiflas y finalmente el desprecio, fueron sus propios hombres que al final de la aquella tarde lo llevaron al paredón.

Maduro ya no es poder sino resistencia, el problema es que Guaidó tampoco es poder, pero a pasado de la resistencia al ataque.

Maduro debiera darse cuenta de la pérdida de legitimidad de su régimen. El libreto del socialismo del siglo XXI es un panegírico que nunca funcionó. Los que lo apoyan es por prebendalismo. Pasaría mejor a la historia si entregase el gobierno a la institución más cercana a la democracia que es la Asamblea Nacional, nos evitaría que todos nos convirtamos en golpistas. Pero, me temo que Maduro piensa como Assad o está obligado a esa tesitura.

Hay un informe que compara la actitud de occidente frente a la crisis de Venezuela con la que tuvo en el caso sirio. El informe señala los crecientes intereses rusos y chinos en la cuenca del Caribe. Armamento ruso en Nicaragua, Cuba y Venezuela. Y, la presencia comercial china. El informe sostiene que Venezuela podría ser convertida en la Siria latinoamericana como primer paso para retomar el control de la cuenca del caribe por parte de USA. A pesar de mis dudas cito el informe porque sirve para entender la cerrazón de Maduro instigado por intereses que no son venezolanos.

Me niego a comparar Maduro con Allende, el chileno fue un socialista, pero sobre todo demócrata, parlamentario, ministro y presidente con años de ejercicio político en instituciones democráticas. El desabastecimiento en Chile fue producto del bloqueo, era época de la guerra fría; el de Venezuela es producto de la ineptitud. Durante Allende no hubo corrupción, no se puede decir lo mismo de Venezuela.


A Maduro no le tembló la mano al momento de reprimir y maltratar a sus

compatriotas /UPI.COM

Muchos ven esperanza en Juan Guaidó /ELTIEMPO.COM

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El deslegitimizado Maduro

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 6 de 8
Hazte fan de La Patria
      Hay 224 invitados en línea