Inicio
Domingo 3 de marzo de 2019
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 3 Mar 2019:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 3 de marzo de 2019, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
La imagen de la Virgen del Socavón:

De la pared de adobe, a la restauración definitiva

•  Por: Edson López Aquino


El historiador que ha dejado un verdadero documento histórico sobre la vida del Santuario del Socavón, ha sido sin duda, Fray Alfonso Massignani, Siervo de María. En sus investigaciones el Padre Massignani defiende la tesis de Josermo Murillo y asegura que el culto de la Virgen del Socavón, aparece entre 1570 y 1600, y no, así como afirman otros historiadores que la veneración aparece en el siglo XVIII.



El "culto frenético"- 1789

Si bien la veneración empezó a finales del siglo XVI, no será que hasta 1789 el culto se "popularizará", "romperá barreras" o como escribe el Padre Emeterio Villarroel en su "Novena a la Virgen del Socavón" de 1908. "De aquí nació ´el culto frenético´, que desde entonces se profesa a la Virgen del Socavón". El frenesí se apoderó de la Villa. Este gran acontecimiento será el resultado del milagro hacia Anselmo Belarmino, "El Nina Nina" y el descubrimiento de la imagen de la actual Virgen del Socavón.

Debió ser impactante para la mayoría de los habitantes de la Villa de Oruro ver a la imagen cautivadora, pintada en un tapial de adobe, encontrado en una "pocilga" del desventurado Nina- Nina. La imagen de tamaño natural, sin autor, posiblemente malograda por el humo de las velas de sebo que el Nina Nina prendía cada sábado y por la humedad del ambiente minero.

Eso logró que los orureños empezaran la construcción de un pequeño y modesto templo acorde a la devoción. Este 2019 se recuerda 230 años de ese gran suceso, 230 años de la promesa de bailar por la eternidad en honor a la Virgen.



El siglo XIX: La Virgen tiene

vestimenta postiza

Del antiguo templo no se sabe mucho, sólo que paulatinamente fue creciendo y con ellos la devoción hacia la Virgen. Es en el siglo XIX cuando se empieza a construir un Santuario más grande, muestra de eso son las inscripciones en los lugares del actual templo y los archivos de los Siervos de María, como la construcción de la Torre y el aporte del Presidente Narciso Campero o las donaciones de María Téllez para el techo del Santuario o los de Melchora Chivi. Será en esta época que las fotografías empezarán a mostrar el altar de la Virgen y se empezará a reproducir a la imagen en ciertas placas metálicas con algunos detalles interesantes. Pero las fotografías de finales del siglo XIX mostrarán una imagen diferente a la original. La Virgen está vestida y responde a la "moda" y a la idiosincrasia religiosa de una sociedad conservadora de ese siglo. A la Virgen le ponen velo, pelo natural, un vestido de finos encajes que le tapa todo el cuerpo, dejando ver sólo la cara, tanto del niño como de María.

¿Cómo hacían sujetar todos esos adornos? al restaurar la imagen en los años 90 se descubrió que el cabello natural era donado por fieles devotas y que estaban colados con un pegamento muy resistente y las vestiduras las sujetaban con clavos y una especie de ganchos de fierro.

Al Vestir a la Virgen lograron eliminar la verdadera expresión de la Candelaria, ya que le pusieron manos falsas, en algún momento con la mano hacia abajo y en otras las juntaron hacia el pecho como una expresión devota de la Virgen, poniéndole una canasta; tal vez asemejando a la de Copacabana y porque la tradición litúrgica menciona que María y José entregaron dos pichones al templo cuando presentaron al Señor. En este hecho, se mutiló totalmente el brazo derecho de la Virgen, algo que sería doloroso al descubrirlo posteriormente.

En los años 20 del siglo pasado, el fotógrafo Carlos Portillo tomará una nueva fotografía de la Virgen y la tradición de vestirla no cambiará para nada. Hoy en día el Museo Sacro del Socavón, expone las antiguas vestimentas y pelucas de la Virgen del Socavón.

El antiguo Altar de la Virgen tenía la leyenda "Ora pro novis" (ruega por nosotros) y la imagen esta escoltada por las imágenes de San Antonio de Padua y San José y debajo de ellas la imagen pequeña del Sagrado Corazón de Jesús.

Los 50: Llegan los Siervos de María y

el inicio de los cambios.

La Orden de los Siervos de María se hace cargo del pequeño Santuario y encontrarán un templo poco atendido y a la imagen principal vestida y enjoyada hasta los cabellos. Sin embargo, los Siervos de María y entre ellos el Padre Agustín Gobbo empezarán a recuperar el origen verdadero y recrear la auténtica historia del Santuario.

Pero será que en los años 80 con la llegada del Padre Alfonso Massignani que se empezará una tarea titánica, ampliar el Santuario del Socavón a los 4 puntos cardinales y recuperar la imagen original de la Virgen.

De 1986 hasta 1993. Un nuevo Santuario y el fresco original de la Virgen.

Los Siervos de María y el Comité Pro Ampliación del Santuario empezarán el trabajo. Entre los objetivos de los frailes Siervos está el dotar de un nuevo altar a la Virgen, obra de Cesar Lara. Y será que entre 1986 y 1988 que Padre Alfonso junto con expertos empezará a hacer un examen de la imagen y confirmarán lo que Murillo Vacareza dice, que la Virgen está pintada en un tapial de adobe.

Este descubrimiento se dará cuando le sacan la ropa a la Virgen y se dan cuenta que la pintura tenía grietas y se estaba desprendiendo del adobe (cuatro siglos y nadie se percató de la restauración).

Será también que, en estos años, los Siervos de María junto con historiadores orureños, recogerán e inventariarán las réplicas de la imagen de la Virgen de siglos pasados. Ahí confirmarán que el brazo derecho de la Virgen no es retraído hacia el pecho, sino que es abierto, que no tiene canasta, ni rosario; sino una simple vela.

En el boletín del Santuario de 1991 se lee:

"Efectivamente la pintura de la Virgen se está distanciando del muro, corre el grave peligro de derrumbarse.

Éste fenómeno se ha dado; a nuestro parecer; la costumbre de fines del siglo pasado de colocar vestuario postizo a la Virgen. Para tal fin se clavaron toscamente algunos clavos en la imagen. Pero lo más grave es que en el año (…) la familia Pardo y (…) con la mejor buena intención y devoción, quisieron enmarcar la Virgen con planchas de platería repujados y para colocarlos, enmarcaron su figura con tablas que clavaron firmemente en el muro. Hecho que cubrió la mano derecha de la Virgen e hizo vibrar la imagen, iniciándose su peligroso desprendimiento".

En ese año los Siervos de María traerán de Italia a la artista de la Unesco, Aida Bartoncello, una artista restauradora y a su equipo de trabajo y proponen a la orureñidad, volver a ver a la Virgen en los colores y formas que tuvo desde el inicio.

¿Cómo realizaron el trabajo? La restauración llevó las técnicas más modernas, varios meses de minucioso trabajo en la casa de los Siervos de María. En primer lugar, se desprendió la imagen del muro de adobe y luego fue fijada perfectamente en un bastidor.

Luego se quitó la pintura sobrepuesta y todo lo exteriormente adjuntado, pegamento, clavos, ganchos, etc. e incluso se llegó a rellenar los huecos que habían causado los clavos.

Después de la restauración ya no pusieron a la imagen en el muro, sino al bastidor, ya que eso permitió la salida de la Virgen años después. En la actualidad el muro original de adobe forma parte del altar principal y se ubica en la parte posterior. En 1992 ya se empieza a contemplar la imagen original. Una novedad para los devotos.



El aporte del ministerio del Culturas

y el nuevo altar remozado.

Al pasar los años otro nuevo peligro tiene la imagen de la Virgen del Socavón. Por un lado, el crecimiento del Carnaval que; sin mala intención; los músicos de las bandas interpretaban las plegarias a la Virgen y causaban vibraciones que dañaron la imagen, así como la humedad que desprende la entrada del museo minero.

El padre Jairo Salazar, Siervo de María; que estuvo presente en la primera restauración; lograría una nueva restauración por el Ministerio de Culturas del Estado Plurinacional de Bolivia. Posteriormente en el rectorado del Padre Demetrio de la Torre en 2018 se restauraría definitivamente la imagen y se remozaría el altar de la Virgen, logrando reponer los detalles de pan de oro, una nueva iluminación, el colocado de cuatro ángeles que tocan instrumentos musicales andinos en la parte superior del nuevo altar. Pero sobre todo lograrían construir un camarín detrás de la Virgen y cubrirla con un vidrio especial, lo que permite con mayor facilidad, cuidar de la sagrada imagen de la "Mamita C´antila".


Fotografía de Carlos Portillo, la Virgen tiene manos postizas y se elimina la vela, en 1920

La restauración hecha a la Virgen del Socavón en 2018

Detalle de la mano de la Virgen sosteniendo el cirio, cerca de 100 años la mano fue mutilada

Padre Alfonso dirigiendo los trabajos de ampliación y restauración en los años 80

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, De la pared de adobe, a la restauración definitiva

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 5 de 1


Hazte fan de La Patria
      Hay 189 invitados en línea