Inicio
Domingo 24 de agosto de 2014
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 24 Ago 2014:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 24 de agosto de 2014, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
CINE Y LITERATURA

Bonnie and Clyde… "La nuestra, fue una era de violencia…"

•  Por: Juan Manuel Fajardo


Los medios de comunicación cada día nos transmiten noticias acerca de hechos violentos, robos, atracos y asesinatos en todo el mundo y, por supuesto los que suceden dentro de nuestras ciudades y provincias, que no son nuevos, porque el hombre que hoy los comete ha sido y sigue siendo el mismo, es la técnica, los medios empleados, los instrumentos que han mudado y se han perfeccionado. La crónica negra de la humanidad contiene al crimen en sus diferentes manifestaciones, en una gama que va desde el hurto ratero hasta los ilícitos informáticos; retrocediendo un momento en la historia veremos que se consideran criminales famosos a aquellos personajes que por las particularidades de sus actos delictivos, han dejado tras sí mala fama y alguna popularidad, despertando la atención de la sociedad. Al Capone, Bonnie Parker, Clyde Barrow y John Dillinger, los "Enemigos Públicos" más connotados, son el ejemplo del bandolerismo social de los años 30 del siglo XX.

La edad de la prohibición del licor en los EE.UU., los inquietantes y sangrientos años 20 - 30 y el periodo llamado de la Ley Seca, fueron reflejados en el cine de aquella época, dando origen por lógica consecuencia y cercanía a hechos delictivos notables, a uno de los géneros más populares de la historia del cine, el "filme de gángsters", que con el ambiente sórdido de los bajos fondos, mostraba las correrías de las bandas criminales, la corrupción de la policía y el temor de los jueces. Bautizado como "negro", inspirado en hechos delictivos y crímenes famosos, se distinguió por la vitalidad de la acción y el ritmo ágil. Después de 1940 cambió de orientación, derivando a una dimensión más propiamente policial, como consecuencia de que el fenómeno gangsteril había perdido actualidad.

Ben Hech (1893-1964) productor, director y guionista de filmes de antología como "Cumbres borrascosas" y "Scarface"; periodista y comediógrafo nacido en Chicago, constituyó durante décadas una de las personalidades del panorama periodístico norteamericano, alguna vez declaró que los años que pasó trabajando en la prensa de Chicago, "fueron grandes, que tenían hasta su tipo de criminal diferente, y es obvio que las normas reporteriles eran distintas". "¿En que eran diferentes los reporteros de los criminales?, "Bueno, los delitos que entonces habían no eran necesariamente mayores ni menores, pero eran como todo lo demás, menos comerciales. Los criminales en aquellos tiempos, no formaban parte del panorama general del país; no eran materialistas, eran aventureros no había consorcios; antes de Al Capone, el criminal era por lo general un sujeto que no tenía mucho dinero; era un criminal por la misma razón que el medio Oeste y el Sudoeste habían producido los forajidos (Billy the Kid, Jesse James o los Dalton), les gustaba vivir sin trabajar, no robaban ni mataban gente en los callejones; asaltaban joyerías, bancos y sitios por el estilo, con un golpe tenían lo suficiente para vivir unos meses. Los criminales que teníamos entonces, en los años veinte, antes de los treinta, no eran de alquiler. Ahora cualquier felón que sale a matar a alguien por encargo es igual a un mandadero". "Antes no había jefe, el criminal era un empresario, no tenía interés por el dinero, cuando lograba una buena suma, la gastaba tan aprisa que daban ganas de detenerlo, entonces eran pintorescos no crueles, ni retorcidos".

Al Capone

A principios del siglo veinte en los Estados Unidos, los inmigrantes italianos se dedicaban a la agricultura, al artesanado, la construcción y a establecer negocios pequeños, sus condiciones de vida eran, casi de indigencia; en el país más rico del mundo, les pareció a algunos que el crimen era el camino hacia mejores días; en esa minoría sin ley se alistaron pistoleros profesionales, extorsionadores, traficantes de alcohol, y empezó la asociación entre los grandes negocios americanos y las sociedades secretas italianas, como la Camorra y la Mafia, naciendo la empresa del crimen organizado en las sombras, llamada "Comisión de Leyes" en Nueva York, un politburó de la Mafia, sus fundadores al Capone, Lucky Luciano y Johnny Torrio; según John Kobler, Capone "aprendió lo primero de la vida entre el vagabundeo por los muelles y la gente del hampa…", "abandonando la escuela, comienza a frecuentar territorios poblados por belicosas pandillas de adolescentes, las que se enfrentaban por nacionalidades". De esa época es la cicatriz producida por un corte de navaja que abarcaba desde los ojos hasta la oreja y que la valió al mote de "Scarface" o "Cara cortada". De matón a las órdenes de Frank Yale, Capone se muda de Nueva York a Chicago junto a Johnny Torrio a trabajar con Big Jim Colosimo, llamado el padre moderno del gangsterismo americano. Capone y Torrio se hicieron del negocio de Colosimo a su violenta muerte ocurrida el 11 de mayo de 1920, ampliando el negocio de trata de blancas y prostitución al contrabando, fabricación, distribución y venta ilegal de licores, whisky adulterado, cubriendo sus actividades delictivas tras la fachada de negocios de bienes raíces y anticuarios. 1926 fue el año de mayor violencia entre gangsters que adquirió, las proporciones de una guerra; hacia 1930 Capone gozaba de tal popularidad que ni las autoridades federales, tampoco la Comisión contra el crimen de Chicago, que lo incluyeron en la lista de "Enemigos Públicos Nº 1", lograron deteriorar su imagen; locutores de radio, periodistas, novelistas, directores de cine y teatro, alimentaron la leyenda de Capone; su domicilio particular se convirtió en parada de los buses de turistas que llegaban a Chicago. Encarcelado en 1933 y sentenciado a once años, le fue permitido dirigir su organización desde dentro del penal; de la cárcel de Atlanta fue trasladado a Alcatraz en 1934, prisión de la que no saldría sino en 1939, para morir en su casa años mas tarde, el 25 de enero de 1947. Su vida inspiró una serie de filmes.

"El pequeño César" (1931) del director Mervyn Le Roy, con Edward G. Robinson, sobre la novela del escritor William Riley Burnett, narra el ascenso y la caída del mafioso Rico Bandello prototipo del gángster brutal y despiadado; un año más tarde Howard Hawks en 1932 realizaría "Scarface", basado en las andanzas de Al Capone, con Paul Muni en el papel de Tony Camonte, adaptación de la obra homónima de Armitage Trail; éste filme uno de los más destacados del cine negro, fue financiado por el excéntrico multimillonario Howard Hughes con guión escrito por Ben Hech; en 1984 Brian De Palma en homenaje a Hawks rodó "Caracortada", con Al Pacino y Michele Pfeiffer en los roles protagónicos, con guión de Oliver Stone; es la historia del gangster cubano Tony Montana, ambientada en Miami en lugar de Chicago en los años ochenta, el elemento no es el alcohol, es la cocaína. Llena de escenas de violencia brutal, es una interpelación a la política norteamericana y sus programas de lucha contra el narcotráfico, y contra la corrupción.

Otra muestra es "El enemigo público", también de 1931 del director William A. Wellman, crónica del crimen organizado que emerge de las calles en la época de la prohibición con James Cagney, basado en la novela John Brigth "Cerveza y sangre", recoge la historia de Tom Powers, asesino irlandés cruel y despiadado. La historia de John Dillinger, abordada el año 2009 por el director Michel Mann, titulado "Enemigos públicos", con Johnny Deep, Christian Bale y Marion Cotillard, es la de otro gangster contemporáneo de Bonnie y Clyde, que tuvo en jaque a la policía norteamericana y al FBI, y que cayó abatido al salir de un cine el 22 de julio de 1934, rara coincidencia, luego de haber visto el filme "Manhattan melodrama" (1933) del director W.S. Van de Dyke, otro clásico del género.



Clyde Barrow y

Bonnie Parker…

La vida de Clyde Barrow y Bonnie Parker, la más próxima a la realidad de su existencia, es la narrada por la señora Nell Barrow hermana de Clyde y por la madre de Bonnie, en la obra titulada "La verdadera historia de Bonnie y Clyde", sacando a la luz a los verdaderos personajes de carne y hueso, despejando el mito, la fábula y la leyenda que después de muertos construyó la sociedad; cuenta cómo los dos años que pasaron perseguidos por la policía de cinco Estados, fueron los más desesperados que pudieron haber vivido un par de jóvenes y que el crimen había convertido su existencia en un infierno. Clyde Barrow había nacido en 1909, el 24 de marzo cerca a un pueblo llamado Telico, Estado de Texas, fue el tercero de ocho hermanos en una familia de agricultores arrendatarios, y Bonnie Parker en Rowena Texas el 1º de octubre de 1910; se conocieron en enero de 1930 en casa de una amiga en Dallas. El impresionante epistolario que contiene esta obra, certifica que entre Clyde y Bonnie existió, algo que los distinguió, un amor que los unió en la vida y que les acompañó hasta la tumba; este sentimiento, los coloca en un lugar aparte de los Dillinger y de otros desesperados, es un relato emocionante de las agotadoras experiencias de dos jóvenes que no encajaban en la sociedad de su tiempo; es también un enjuiciamiento crítico de sus actividades delictivas.

En el epílogo refiriéndose a los días posteriores al abatimiento de Clyde Barrow y Bonnie Parker ocurrido en una emboscada tendida por agentes federales el 23 de mayo de 1934, cerca de Louisiana, señala: "Las cosas terribles que ocurrieron en la ciudad de Arcadia como en Dallas, a continuación de su muerte, fueron hechos repulsivos, cosas que producen nauseas y que hacen que uno deje de tener fe en la humanidad civilizada. No esperábamos que nadie respetara a Bonnie y Clyde, porque en verdad no merecían. Pero que debe respetarse la muerte en cualquier lugar del mundo y eso también se les negó". "Una multitud se había reunido alrededor del "coche de la muerte". "Alguien había cortado parte del cabello de Bonnie e intentado cortarle los dedos de la mano para quedarse con dos sortijas de diamante". "Otro pretendió cortar una de las orejas de Clyde". "Cuando llegaron los cadáveres a Dallas, la gente se comportó de manera parecida a la Arcadia…". "Veintemil personas se apiñaban en la calle y alrededores de la funeraria…". "Aquello parecía una fiesta. Se montaron quioscos de bebidas y perros calientes…". "La pincelada sardónica y triste fue la enorme cantidad de flores que llegaron". "Enterramos a Clyde el viernes por la tarde y a Bonnie el sábado, y no juntos como hubieran deseado ellos. Bonnie descansa al lado de los niños de Billie, y Clyde duerme al lado de su hermano Buck…". "Ambos funerales fueron auténticas pesadillas". "El largo camino había terminado. Bonnie y Clyde habían pagado su precio, habían violado las leyes divinas y humanas y la muerte había salido a su encuentro en una mañana del mes de mayo…".

Arthur Penn (1922-2010), fue quien realizó el filme "Bonnie and Clyde" en 1967 con Faye Dunaway, Warren Beatty y Gene Hackman en los roles estelares; el guión escrito por Robert Benton y David Newman fue ofrecido en principio a Francoise Truffaut y Jean Luc Goddard; señalado por la crítica como demasiado europeizado, sin embargo revela ente el humor y el terror, una profunda puesta en escena y el formidable desempeño de los actores al dramatizar la vida y muerte de un determinado tipo de personajes, reflejo de la sociedad de su tiempo; desde un punto de vista independiente, narra la vida de dos desesperados que recorren el Medio Oeste y el Sur de los EE.UU., realizando atracos y asaltos a bancos, toda clase de crímenes y asesinatos de civiles y policías, en plena depresión de los años 30; este filme posee una de las claves que años más tarde estará presente en los llamados "road movies"; presentando una trama basada en seres marginales, desarrolla múltiples escenas escabrosas y de violencia controlada, características en la filmografía de Arthur Penn, de quien recordamos "El Temerario" (1958) Paul Newman, como Billy the kid; "La jauría humana" (1966) con Marlon Brando y Robert Redford; "Pequeño gran hombre" (1970), una muestra de Western atípico con Dustin Hoffman, un narrador de más de 100 años de edad que presenta la vida de los indios norteamericanos como una contracultura válida, con una existencia más orgánica y vital, recreando la masacre sucedida en 1866 en Washita River. Arthur Penn fue un desmitificador de temas y convencionalismos del Séptimo Arte.

Notas.-

La violencia. Ed. DDB. 1969.

La verdad sobre Bonnie & Clyde. Jan I. Fortune.

Ed. Brugera. 1977

La violencia en la soc. humana. John Gunn.

Ed. Psique Bs. As. 1978.

Al Capone. John Kobler. Ed. Plaza & Janés. 1979.


Una escena de la película dedicada a Bonnie y Clyde

Cartel que anuncia la película sobre la famosa pareja

Bonnie Parker y Clyde Barrow inspiraron varios filmes

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Bonnie and Clyde… "La nuestra, fue una era de violencia…"

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2018 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 4 de 8
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 127 invitados en línea