Inicio
Domingo 1 de septiembre de 2013
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 1 Sep 2013:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 1 de septiembre de 2013
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

BENEFICENCIA HOGAR PENNY

•  Por: Marlene Durán Zuleta - Poeta e Investigadora de la cultura orureña


Fachada del antiguo Hospicio Penny
     Prosiguiendo con Oruro en la historia de fines del siglo XIX y principios del siglo XX, es necesario e importante mencionar al Hogar de beneficencia Penny, al presente administrado por las hermanas de la Congregación "Amor de Dios".

Abrir no solo las puertas sino el corazón cuando se tiene que cumplir la misión de entregar tiempo y pasión por servir, eleva el espíritu, en ello consistió la importancia de crear una Casa donde exista calor humano, tejer ternura para entregárselo a huérfanos niñas y niños.

La referencia a las Casas de Caridad había asegurado y tranquilizado a quienes se empeñaban por trabajar y compartir en beneficio de los abandonados, se afirmaba: "Aún no está cumplida la voluntad de la que fue señora María Galindo V. de Penny, que por cláusula testamentaria dispuso la fundación de una casa de Huérfanos, legando al efecto unos terrenos en la Ranchería y la suma de Bs. 10.000, que continúan depositados en poder del albacea".

El señor Severo Fernández Alonso había realizado un seguimiento sobre estas casas donde eran centro de dedicación, estaba dispuesto para que los fondos donados vayan al lugar deseado por la benefactora.

"Según disposición testamentaria de la señora María Galindo de Penny Craik, el Tesoro Municipal debía percibir Bs. 10.000 destinados a la Casa de Huérfanos, y el superávit de la venta del fundo de Achocara, sobre la base de Bs. 50.000, debía aplicarse también a la obra benéfica del Hospicio de Huérfanos.

El Supremo Gobierno el 9 de marzo de 1900 aprobó el Reglamento para el régimen del Establecimiento "Hospicio Penny". La Sociedad aprobó 52 artículos que fueron consensuados por la Directiva del mismo, el Ministro de Gobierno y Fomento consideró "dignos de aplauso, los propósitos que persigue la expresada asociación, no contienen disposiciones contrarias a las Leyes del Estado, con el informe del señor Fiscal de Gobierno; se resuelve: Apruébase el Reglamento de la Sociedad de Beneficencia de Oruro, para el régimen del Hospicio Penny. Regístrese y devuélvase. Pando-Romero"

El artículo 24, señala: "El próximo domingo después de la festividad de nuestra Señora de Copacabana, patrona y protectora del establecimiento, tendrá lugar la sesión electiva, para la renovación de los miembros del Concejo Directivo" y artículo 46: La Sociedad hará celebrar anualmente dos misas solemnes: la primera en el Patrocinio de San José, el 19 de marzo, y la segunda el día 5 de agosto, festividad de Nuestra Señora de Copacabana, patrona del Hospicio Penny, para implorar auxilios del cielo en favor de la Sociedad de Beneficencia". Estos dos artículos relacionados a la Iglesia de Copacabana hacen ver claramente que lo que actualmente se conoce como Iglesia de San Miguel probablemente fue la Iglesia de Nuestra Señora de Copacabana.

A partir de 1902 el señor Andrés Aramayo fue responsable, la iniciativa era que el Hospicio no sea clausurado por falta de recursos e invitó a 130 personas notables del vecindario orureño para que se suscriban y puedan realizar donaciones a través de comisiones dirigidas a, Empresas Mineras, Alto Comercio, resto del Comercio, propietarios y clase obrera.

En el Hogar Penny no solo existían niños y niñas huérfanos, también había internos que pagaban al igual que externos, es decir recibían educación e incluso había una profesora de piano.

Dentro de las construcciones el señor Aramayo como Presidente de la Sociedad consideró necesario informar que por ausencia de fondos no pudo continuarse con la construcción de la Panadería, Lavandería y Torre de la Iglesia que necesitaba retejar. La caritativa señora María Galindo de Penny recibió toda consideración y colaboración del preclaro don Severo Fernández Alonso para la misión de la Iglesia y de la Patria.

Para que funcione el Hospicio y no sea cerrado se sugirió la venta de bolos de bazar, un concierto con ayuda de jóvenes de la Sociedad. Algunos donantes fueron los Dres. Pastor Sáinz y Zenón Dalence, señores: F. Avelino Aramayo, Casimiro Córdova, Pedro Dupleich, señora Leonor B. de Penny.

En 1906, el Dr. Constancio Renjel, Presidente del H. Concejo Municipal, informaba ante sus colegas, la necesidad de recibir en propiedad el Hospicio Penny, debía cumplirse el pacto con el Sr. Severo A. Alonso, nominado Presidente de la Sociedad Humanitaria de Caballeros. La Administración fuera con el concurso de esta benéfica Sociedad, para ello debía planificarse un presupuesto con la suma mínima de doce mil bolivianos, advirtiendo que el número de huérfanos debía tener un promedio de 25, fuera de la servidumbre y de las hermanas de Santa Ana, a cuyo cargo se encuentra.

Se pretendía elevar el espíritu de los infantes, haciendo de este espacio, un hogar que los lleve a estar seguros, el Dr. Renjel señalaba: "Para el normal funcionamiento del Hospital y del Hospicio Penny, es de necesidad urgente dictar reglamentos especiales y adecuados a cada institución. Además, para evitarse quejas cotidianas y garantizarse el buen servicio de alimentación, es también necesario nombrar un ecónomo para ambos establecimientos, con caución, y sujeto a la supervigilancia del Comisionado de Beneficencia y de los Jefes de esas instituciones".

El establecimiento del Hospicio Penny, "antes a cargo de la Sociedad de Beneficencia de Caballeros, mediante escritura pública de febrero 1907 entre el señor Severo Alonso, albacea de la testamentaría de la señora María Galindo de Penny y cofundador de la Institución y la Presidencia en la gestión del Dr. Manuel A. Elías, en representación del Ayuntamiento, pasó a propiedad y administración de la Municipalidad, el edificio y todos los enseres".

Desde 1907 a 1909 en informe del Presidente del H. Concejo Municipal señor Osbaldo Peláez, señalaba que existía 34 asilados bajo el cuidado de la Superiora Sor Ana Crucifija Munari, la misma había sugerido que al encontrarse 4 huérfanos, debían ser aislados en otro espacio.

El año 1913, se construyó un elegante salón destinado a costura y otras reparaciones, habiéndose invertido Bs. 3.993.35.

Una Resolución de julio de 1914 emitida por la Municipalidad señalaba que el compromiso rubricado con las Hijas de Santa Ana que dirigían el Hospicio Penny y conforme al contrato desde 1907, a partir del 1 de enero de 1915 entraba en vigencia que la atención sería solamente para los huérfanos. En esa fecha existían 40 internados.

El hogar había mantenido el funcionamiento durante años, hasta que en 1918, un grupo de internos había abandonado momentáneamente el Hogar Penny, ante esa situación la reacción del munícipe Sr. Demetrio Canelas fue inmediata, con el argumento que la Directora no era competente para ser líder, que los niños sean trasladados al Colegio de las Hijas de Santa Ana para ser internados y cancelen la suma de Bs. 20.oo por cada uno, totalizando 20 huérfanos.

La explicación del Sr. Canelas fue aceptada por unanimidad. Sin embargo surgió otra propuesta para el traslado a la orden de los Salesianos de Don Bosco en la ciudad de La Paz, no tuvo repercusión, debido a la falta de personal en razón a la guerra europea. Pasados unos meses, se reiteró a la dirección Salesiana de llevar a los huérfanos.

A tiempo de verificar un ítem presupuestario extra de traslado, pensión y lavado, de acuerdo a normas y estatutos aprobados por el Supremo Gobierno, el señor Severo Fernández Alonso como fundador del Hospicio Penny y albacea de la fundadora Sra. María Galindo de Penny, pidió más referencias, quedando momentáneamente descartada la posibilidad de que sean llevados a la ciudad de La Paz. Un inventario avaluaba en 70.000.oo Bs. esta propiedad perteneciente a la Honorable Municipalidad de Oruro.

Posteriormente se había consignado Bs. 20.000.- para alimentación, vestido y educación de "diez y ocho huérfanos, que habían sido trasladados como pensionistas en el Colegio Santa Ana y siete niños que hacían su aprendizaje de artes manuales en el segundo". La responsabilidad de proteger este Hospicio, provoca que el señor Severo Fernández Alonso por orden legal rescinda la escritura de 13 de marzo de 1907 y como co-fundador comprensible a la situación económica que erogaba el Consejo pretende restaurar disposiciones de la fundadora Sra. María Galindo de Penny.

En el ítem de Beneficencia en 1927, colaboración que recibían de la Municipalidad se distribuía: Asilo de Ancianos Bs. 7.000, Hospicio Penny Bs. 7.000, Asilo de Nazarenas Bs. 2.400, Cocina para el Hospicio Penny Bs. 1.000 totalizando: Bs.17.400.

En los años treinta, como subvención al último establecimiento a nivel nacional, Oruro donde nació el Hospicio Penny recibía 5.000 Bs. Las hermanitas educaban, alimentaban vestían gratuitamente a niños pobres y huérfanos, labor sacrificada que en justicia mereció elevar la asignación a 8.500 Bs. al Hospicio y al Asilo de las Nazarenas.

Las hijas de Santa Ana que vivieron en el Hogar Penny, entregaron su tiempo, sentimientos de ternura, una brecha de comunicación. Estas féminas que sirvieron como voluntarias, lograron mantener la caridad y una razón de vida, aproximarse a Dios infinito a través de niñas y niños.



Referencias:

Documentos de Presidentes del Concejo Municipal de Oruro. Años 1900, 1902, 1907, 1909, 1914, 1918 y 1917.

SEGUNDA FASE DEL HOGAR PENNY

El año 1935, a través de un documento público, las instalaciones del hogar pasaron al Patronato de los Huérfanos de Guerra por espacio de 10 años. Económicamente no fue posible continuar sosteniendo dicha beneficencia, precisamente ello provocó que pasen a depender del Ministerio de Trabajo y Previsión Social hasta el año 1958.

Monseñor Jorge Manrique, representante del Obispado de la Diócesis de Oruro recibió como transferencia el 26 de febrero de 1958 el hogar de huérfanos, a fin que la Iglesia colabore al gobierno nacional extendiendo ayuda y solidaridad. En una visita al Vaticano honrando su palabra la autoridad eclesiástica solicitó que algunas religiosas colaboren en el cuidado, atención y otras tareas en el Hogar Penny. Los recursos humanos fueron consolidados a través de la llegada de la Superiora de la Congregación "Hermanas del Amor de Dios", madre Cruz Rodríguez cumplió dirigiendo y administrando el hogar.

La Superiora nombró a tres hermanas iniciar esta misión, no pudiendo concretar hasta fines de año, por encontrar oposición del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, instancias de la que eran dependientes. Después de continuas negociaciones las Hermanas del Amor de Dios, recibieron la aceptación de hacerse cargo del Hogar de niñas Penny, mediante Resolución Suprema No. 79161.

Después de Navidad, el año 1958 llegaron a esta ciudad tres hermanas, Cecilia Martín López, Presentación de Santiago Mayorga y Rocío Gil Fernández, para comenzar con la sublime misión de cuidar y educar. La Superiora del hogar C. Villegas, de la ciudad de La Paz y hermana Eucaristía Alonso fueron testigos del inicio relevante del trabajo del Hogar Penny.

Pasaron muchas pruebas naturales, sin embargo su permanencia era designio de Dios, nada motivó para abandonar el camino y seguir el horizonte. En esos trances tuvieron la acogida de las Hermanas de la Sagrada Familia (Ancianos Desamparados), asimismo los padres Oblatos otorgaron una propiedad próxima a los baños de Capachos para pasar unos días junto a las niñas internadas del Hogar Penny. El comienzo del consagrado esfuerzo se vio aliviado con la presencia de dos Misioneras Cruzadas que colaboraron eventualmente.

Cotidianamente el Sr. Obispo celebraba la eucaristía, alimento espiritual imprescindible en la vida de las religiosas y las niñas comenzaban a formarse dentro del espacio espiritual.

Actualmente las infantes y adolescentes del Hogar Penny asisten como alumnas a colegios públicos y para complementar ese cúmulo de conocimientos las hermanas bondadosamente enseñan manualidades y otras especialidades de acuerdo a la edad: música, deporte, computación, idiomas (quechua y aymara), repostería, costura, bisutería, etc.

Las niñas y adolescentes no son privadas de su libertad, asisten a colegios fiscales hasta concluir el nivel secundario, tienen la posibilidad de asistir a la Universidad, un convenio con la Casa de Estudios Superiores de Oruro posibilita su inscripción sin examen de ingreso. Precisamente a fin de año, dos jóvenes concluirán sus estudios universitarios, una de la Carrera de Ingeniería Química de la FNI y la otra de la Carrera de Derecho, Ciencias Jurídicas y Políticas.

Con la seguridad de cumplir las tareas encomendadas, en la catequesis o sus estudios educativos, son conscientes que deben practicar los valores morales y tomen decisiones sin rebeldía. El lema del Precursor Jerónimo Usera "Decir la verdad y hacer siempre el bien", permite a las niñas y jóvenes renovar los votos para diferenciar su identidad formadas en un espacio de amor y fe, en ese trance de sus vidas, nunca olvidarán su integración con la sociedad y la autoestima a la que fueron orientadas.

Actualmente las hermanas del Amor de Dios, ayudan económica y espiritualmente a las jóvenes que egresan del hogar, especialmente a quienes no cuentan con referencia familiar, son albergadas en una vivienda próxima al hogar, residencia de las benefactoras. La acción es consolidar sus estudios para que en el futuro sean personas de bien.

Anualmente la familiar Amor de Dios reúne a las exinternas, el primer domingo de mayo, convivencia que permite valorar el cambio positivo de cada una, especialmente en el plano profesional. También resalta el afecto que se tienen entre todas, precisamente por haber compartido instantes tristes y alegres gran parte de sus vidas. Este encuentro motiva a plantear temas de formación, aplicando las enseñanzas del Padre Usera: "La base de una sociedad es la mujer, porque tales cuales fueren los sentimientos de la madre, esos serán siempre los sentimientos de la familia y por consiguiente del pueblo".

En el Hogar Penny trabajan casi todas las exinternas, 4 hermanas y 6 seglares que se destacan colaborando en esta digna Institución que ofrece seguridad y ternura a las niñas y jóvenes, a las que se les negó cariño, aquí encontraron desde la infancia un motivo de sentimiento y gratitud hacia el Creador, la alegría de seguir viviendo les dio vigor.

Cada 27 de abril, se festeja la familia Amor de Dios, especialmente la congregación, rememorando el día que fue fundada por el Padre Jerónimo Usera y Alarcón en el año 1864, que llegó hasta este suelo, con el carisma de formar integralmente a las niñas, jóvenes y mujeres más necesitadas de la sociedad con la pedagogía del Amor. Misión de servicio, entrega total y gratuita por Amor de Dios y para Dios a través de las infantas y jóvenes.

Esta Casa de Dios está abierta a la generosidad, al bien y a la caridad que se entrega a través de las responsables, la Directora hermana Beatriz, tiene como consigna el diálogo que abre el pensamiento y genera más palabras. Es responsable de las niñas y jóvenes que habitan en estos grandes ambientes, un jardín con la belleza natural de árboles bien plantados y un parque como instrumento de distracción ostenta la paz de un plácido hogar.

Hoy está a cargo del Servicio Departamental de Gestión Social. El Hogar Penny, amparado por la sabiduría de servir, es un lugar de respeto y honra. Escenario de albergar por más de 100 años a miles de huérfanas con esperanza y unidad y de aspecto emocional que la sociedad ha recibido porque para el Creador todos estamos en el mismo plano, en su infinito amor.



Referencias:

Hermana Beatriz Choque Ramos. Directora Hogar "Penny".


Instalaciones del actual Hogar Penny

Imagen de las internas y de las religiosas en 1958

Jardines del Hogar Penny en la actualidad

Los ambientes del hogar no fueron reestructurados pero sí mantenidos

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, BENEFICENCIA HOGAR PENNY

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 4 de 8

Hazte fan de La Patria
      Hay 130 invitados en línea