Inicio
Martes 11 de septiembre de 2018
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes del 11 Sep 2018:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Martes, 11 de septiembre de 2018, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

Abuso y explotación sexual de menores

•  Germán Mazuelo-Leytón

Si el abuso sexual, de poder o de conciencia de cualquier persona es deleznable, mucho más lo es, cuando se trata de un menor de edad, o de personas vulnerables por la pobreza o la salud. No puede haber lacra más espeluznante y repulsiva que la violación de los menores. Nuestro Señor Jesucristo maldijo a quienes escandalizaren a los niños: «Quien escandalizare a uno de estos pequeñitos que creen, más le valdría que le atasen alrededor de su cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y que lo echasen al mar» (S. Marcos 9, 42).

Los abusos no solamente se verifican en los niveles físicos y psíquicos, sino también a nivel de la conciencia, en el más íntimo sagrario de la persona. Los abusadores son expertos manipuladores de la libertad de pensamiento, de acción, la experiencia personal, del propio yo, la moral y la profunda dignidad del ser humano.

Un explotador sexual es alguien «que se beneficia injustamente de cierto desequilibrio de poder entre él mismo y una persona menor de 18 de años, con la intención de explotar sexualmente a esa persona, ya sea para sacar provecho o por placer personal».

El abuso de conciencia, consiste en conquistar, controlar y dominar la conciencia de la víctima. Se considera que una conciencia es manipulada cuando ésta, creyendo funcionar bien o moralmente, actúa según los intereses y las orientaciones del manipulador. El abuso de conciencia implica una pérdida de la libertad, confusión y enajenación de sí mismo y de la experiencia con otros: se le entrega el poder a otro para que decida por mí.

El abuso sexual es infligido por alguien que está en una posición de poder sobre la víctima. Puede ser un miembro de la familia, un miembro de la comunidad donde vive la víctima, un profesor o cualquier otra autoridad. Los niños, vulnerables e indefensos, a menudo son los objetivos y las víctimas de adultos, quienes abusan de su poder con el fin de aprovecharse de ellos. Los estudios señalan que la mayoría de los abusos de menores se dan en los ambientes familiares, escolares o deportivos, de ahí que el incesto es uno de los abusos sexuales que se reportan con mayor dificultad, así como el abuso entre pares. Se estima que el 70% de los abusadores de menores son miembros de la familia, amigos, sacerdotes o personas a cargo del cuidado o educación del menor, y en especial figuras paternas. Un estudio argentino estima que el 77% de los abusadores conviven con la víctima.

«A pesar de que cualquiera puede ser víctima de abuso sexual, existen algunos factores de riesgo relacionados directamente con el niño: edad y género, aspecto físico, ser un hijo no deseado o adoptado, alteración o discapacidad física, mental o de desarrollo, hiperactividad, ser un niño con mayores necesidades afectivas o ser más expresivo» (Symes, L. (2011). Abuse Across the Lifespan: Prevalence, Risk, and Protective Factors).

El sexo resulta un gran negocio que amontona verdaderos capitales. El tráfico de niños que está íntimamente ligado a la prostitución y pornografía infantil, ha adquirido proporciones espectaculares, y es considerado como uno de los tres problemas ilegales más graves del mundo, junto al tráfico de drogas y de armas.

De ahí que a muchos países no les interesa castigar la prostitución infantil. Otros países poseen una legislación adecuada, pero que no se aplica en la mayoría de los casos. Y como si fuera poco «usando las mismas tácticas empleadas por otros activistas, los pedófilos han comenzado a buscar un estatus similar argumentando que su deseo de niños es una orientación sexual, que no es diferente a la heterosexual u homosexual». Buscan «limpiar la expresión "depredadores sexuales de niños" llamándolos "personas que sienten atracción por menores"» de tal forma que buscan quitar la bastante garantizada repulsión que la sociedad tiene por los pedófilos, y hablan de "dignidad" y de "verdad" para analizar la definición de la pedofilia tratando de ubicar a los pervertidos sexuales infantiles en diversas categorías inocuas para sugerir que «algunos de estos pervertidos nunca actuarían de acuerdo con sus "afectos" hacia los niños».

Hace algunos años «Casa Alianza», institución privada de la defensa del menor, había detectado, luego de una ardua labor de investigación, que el 80% de los menores arrojados a la prostitución, habían sido objeto de los abusos sexuales de los familiares, especialmente un 25% por parte de los mismos padres, que un 65% de los niños prostituidos, se prostituyen para poder comer o tener un sitio donde dormir, consecuentemente «los niños pobres son más vulnerables que otros, porque creen que lo ofrecido por los explotadores es una buena oportunidad de poder ganarse la vida». Una plaga que aumenta considerablemente y que deja marcados con un sello de corrupción a menores en el umbral de su madurez.

En 2014 la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) informaba que desde que ésta «comenzó a recoger información sobre la edad de las víctimas de trata detectadas, el porcentaje de niños se ha ido incrementando. En todo el mundo, los niños representan actualmente casi una tercera parte de las víctimas de trata detectadas. De cada tres víctimas menores, dos son niñas y una es niño».

Así, hay un creciente aumento, a pesar de las convenciones, acuerdos y políticas, de la trata y explotación de menores de edad junto a un aumento de violaciones a menores.

Difícilmente sabrán salir de esas redes, en las que han entrado contra su voluntad, o por exigencias imperiosas de la vida, lo más alarmante señalado por todas las investigaciones sobre la prostitución infantil es su constante incremento y su internacionalización con el desarrollo del denominado turismo sexual, que utiliza a niños cada vez más pequeños.

Es un mundo que nos parece ficción pero que es real y se extiende como epidemia, y sí, es una epidemia moral en este mundo que ha perdido el sentido de pecado.



german_mazuelo_leyton@yahoo.com

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Abuso y explotación sexual de menores

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2018 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 4 de 8
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 263 invitados en línea