Inicio
Domingo 20 de diciembre de 2015
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 20 de diciembre de 2015
Por: Zulema Alanes (ANF), Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

El padre Mateo se marchó, pero sus campañas dejan profunda huella en Bolivia

•  Promovió una campaña para lograr que el Gobierno asignara el 10% del presupuesto para la salud. Pero, este sacerdote es mucho más que esa polémica


El padre Mateo Bautista
     A los 9 años, Mateo Bautista García, decidió que quería consagrar su vida a los enfermos. Fue uno de esos días que marcan tu destino para siempre. Su madre lo llevó a visitar a un pariente hospitalizado y supo lo que quería hacer de ahí en adelante.

La idea se le metió entre ceja y ceja -ya entonces daba señales de su carácter- y, dos años más tarde, al cumplir los 11, ingresó al Seminario Menor de los Religiosos Camilos.

Ese fue el principio de su opción por una misión pastoral que 44 años más tarde lo llevaría a encabezar una cruzada por la salud en Bolivia, a miles de kilómetros de Alba de Torres, su pueblo natal en Salamanca, España.

Corría el mes de junio del 2015 cuando irrumpió con su demanda: ¡10% para la salud! Su mensaje se volvió viral en las redes sociales y pronto alcanzó notoriedad en los medios de comunicación convencionales.

"Cuidar y enseñar a cuidar" es el carisma de los religiosos Camilos, donde fue ordenado sacerdote a los 25 años para luego seguir estudios en Teología Moral y Espiritual. Y lo puso a prueba a pie juntillas, en su labor pastoral, primero en Argentina y, luego, en Bolivia. Escribió 62 libros y cuentos para enseñar a la gente a tomar en serio su salud, a superar el duelo, a abandonar la tentación del suicidio, a cuidar de los enfermos, a conectarse con el mundo de la espiritualidad y a vivir las enseñanzas de la Iglesia.

El 10% para la salud no fue su primera campaña, años antes ya había denunciado la insensibilidad del poder y la indiferencia de la ciudadanía.

Estar cotidianamente consolando a los enfermos le hizo entender de diferente manera el sentido de la vida y de la muerte. Por eso un día se vistió de cebra y se lanzó a las calles de Santa Cruz de la Sierra, para pedir a los conductores y peatones que respeten las señales de tránsito.

Estaba consternado con la historia de Jesús Gómez Cabrera, el niño que a los 6 años fue embestido por un motociclista y quedó varios meses en coma y con severas lesiones en la médula espinal. ¡Todo por no respetar las señales de tránsito!

No era de quedarse de brazos cruzados. Jesús se convirtió en una de sus causas y lanzó una campaña para construirle una casa y acondicionarla con una cama hospitalaria y un respirador artificial. Hoy Jesús tiene 11 años, pero ya no tiene a su lado al padre Mateo.

El Hogar de Dios fue otra de sus obsesiones. Trabajó codo a codo con Antonio Ceccato y Marisa Gallazo, una pareja italiana que cuida de 44 niños y niñas con parálisis cerebral, para convertir el albergue ubicado en el municipio de Saavedra, provincia Santisteban del departamento de Santa Cruz, en un centro productivo autosustentable. Ya entonces puso en cuestión el tema del presupuesto para la salud, pues creía que no era posible que un niño con parálisis reciba una pensión diaria de sólo 7 bolivianos.

Siempre consideró que el regalo de la vida es lo más valioso que se puede ofrecer a otra persona, por eso donó sangre 125 veces. Predicó con el ejemplo y logró que las donaciones voluntarias de sangre superen el 50%. Garantizó también que los análisis de sangre para pacientes con diagnóstico de cáncer sean gratuitos hasta los 15 años.

Trabajó incansablemente para mejorar la infraestructura hospitalaria: el pabellón de adultos, la sección de aislamiento para los enfermos con leucemia, y la sala de terapia intensiva del Oncológico de Santa Cruz de la Sierra, junto al pabellón infantil y de terapia neonatal del hospital San José Obrero de Portachuelo.

Y siempre dijo lo suyo respecto al sistema de salud. Cuestionó la falta de capacidad administrativa de las gerencias médicas, la indolencia de las autoridades y la pasividad social ante el deplorable estado de los hospitales.

Siempre se jugó al límite, como cuando decidió demandar 10% de presupuesto para la salud, aun cuando ello le haya costado abandonar su misión pastoral en Bolivia.

Cuidar y enseñar a cuidar

• Nació el 12 de abril de 1960, en Alba de Tornes, un pueblo de la provincia de Salamanca, España. Es el menor de nueve hermanos.

• Se ordenó de sacerdote a los 25 años, de la Orden de los Religiosos Camilos. Estudió Teología Moral y Espiritual.

• Llegó a Bolivia el 2002 y se fue el 2015. Primero fue capellán del Hospital Oncológico y luego responsable de la Pastoral de Salud de la Diócesis de Santa Cruz de la Sierra.

• Cuidar y enseñar a cuidar, fue el carisma que inspiró su misión pastoral.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El padre Mateo se marchó, pero sus campañas dejan profunda huella en Bolivia

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2017 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 16 de 22
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 202 invitados en línea